Desnudando a…

…FÁTIMA RAMÍREZ

@mernissi

Fátima Ramírez, activa y política en Redes Sociales, implicada socialmente, se tira al barro digital. Encuentra en los blogs una herramienta de activismo político, y en twitter un medio continuo y bidireccional de comunicación con el mundo.

Con proyectos como Consumo Responde, ha asumido la Dirección General de Consumo en Junta de Andalucía durante los 2 últimos años.

 Actualmente, cambiando de ecosistema, ciudad y responsabilidades.

 
 
 

Me gusta describirme como aprendiz de la vida, apasionada, optimista e inquieta, ¿por qué?  La vida nunca deja de enseñarnos en lo personal y en lo profesional, y creo que debemos estar constantemente con los ojos bien abiertos porque de cada momento, por muy breve que sea, podemos sacar una experiencia que nos haga reinventarnos.

La pasión, el optimismo y la inquietud por aprender, vivir, conocer, hace que el proceso de aprendizaje no termine. Siempre intento extraer de todo una enseñanza o una experiencia que me pueda ser útil para cualquier momento.

En momentos tan duros como estos, en los que hay tantas personas pasándolo tan mal, y en la que parece que nuestra sociedad cada día está más dañada, creo que no debemos decaer. De hecho, muchas de estas personas, que día a día, a pesar de la dureza de sus vidas, te regalan una sonrisa, son un ejemplo a seguir.

 En el proceso globalizador, nos hemos olvidados de nosotros mismos, de las personas. Y con las TICs hemos hecho algo parecido: nos hemos centrado en las herramientas, olvidando que detrás de cada pantalla había otra persona. No sé como, sinceramente, pero debemos ponerle solución y creo que para ello, las actitudes y las aptitudes son muy importantes, por eso, creo que la pasión y el optimismo, por ejemplo, son fundamentales.

 Desde mi punto de vista, La estrategia de social media no debe ser una estrategia más dentro de la estrategia de comunicación, pero tampoco, paralela. Creo que se deben trabajar mucho más las estrategias de comunicación y crearlas para el espacio en el que desarrollemos la actividad: el Partido (lo orgánico, la organización), las Cámaras, o el propio grupo político en su conjunto.

 La novedad del social media ha hecho que se realicen estrategias específicas, que han podido funcionar en lo online, pero que no han transmitido el mensaje que se quería en lo offline. Debemos seguir esforzándonos por hacer estrategias de comunicación que transmitan los valores de la organización, las políticas que proponemos y a partir de ahí, podremos desarrollar acciones concretas on/off.

 Por ejemplo, creo que Pepe Griñán y Patxi López van avanzando y evolucionando en su presencia en redes sociales. Se critica que los perfiles no sólo los gestionen ellos, pero esto sería muy complicado. Es importante resaltar que ellos miran sus perfiles, contestan menciones, debaten, dialogan y se preocupan por lo que les dice la ciudadanía.

 Pero más allá de los líderes políticos que conocemos, como los que he resaltado, quiero hacer mención especial a muchos alcaldes, concejales, diputados provinciales, autonómicos o Senadores y Diputados nacionales, que son menos conocidos pero hacen un esfuerzo por incorporarse a las redes sociales y los blogs para informarnos de su trabajo, debatir, dialogar y escuchar. Esta parte nueva de su trabajo, se va incorporando a su agenda diaria  y aunque no los sigamos, están, y también, trabajan por la transparencia y por implantar la escucha activa en su trabajo.

 La gestión de los perfiles en social media es algo muy personal, por tanto, cada persona actúa de un modo diferente. Cuando en 2008, comencé a retransmitir Plenos por Twitter, muy pocos eran los que lo usaban y no había tantos post que nos orientaran en las buenas prácticas. Fue por intuición como me fui familiarizando con esta red social.

En general, cuando comento alguna cuestión política en mis perfiles, me gusta hacerlo con naturalidad y por eso me siento tan cómoda usando las redes sociales. Cuando he tenido alguna responsabilidad pública, he intentado que las redes sociales o mi blog, fuera una ventana abierta al lugar donde estaba, que fuera un sitio para ver que hacía, o que labor desempeñábamos.  En ocasiones, esa ventana, se transformó en la puerta de entrada a personas o colectivos a esos lugares, cosa que me agrada y me hace valorar positivamente la aplicación de estas herramientas en la política.

Siempre he intentado dar una imagen cercana, por lo que, en mis perfiles siempre he intentado conjugar lo personal y lo profesional, valorando el momento, por supuesto.  Ningún perfil es igual a otro, ni en una red están los mismos perfiles de usuarios que en otra, por tanto, hay que diferenciar, distinguir, seleccionar contenidos y mimar a las personas que dedican su tiempo a comentarte o a valorar alguna opinión.

 Soy una persona hiperconectada, y esto tiene sus pros y sus contras.

El correo electrónico, por ejemplo, es una herramienta fundamental para mí, a nivel personal y profesional. Con esta herramienta no sólo me comunico, también, lo uso para que me lleguen noticias sobre mi trabajo, lo que hace que esté constantemente consultándolo.

Actualmente, estoy retomando el blog con nuevos contenidos, asociados a esta etapa. Y con respecto a las redes sociales, las gestiono de forma personal, es decir, no tengo ninguna estrategia. Hay días que actualizo más mis perfiles y otros que no. Lo que sí intento es compartir información, me parece fundamental.

 La comunicación corporativa en redes sociales es esencial, porque es una manera de generar conversación con las personas. Lógicamente hay que valorar el sector en el que nos encontramos, pero creo que aún no se valora suficientemente las oportunidades que dan los medios sociales y lo que podemos hacer con ellos. Las redes sociales nos dan la oportunidad de innovar en la comunicación de nuestra organización y esto, más allá de verlo como una amenaza, lo debemos ver como una oportunidad para mejorar.

Hace falta más formación para que se conozcan sus potencialidades, pero sin obligar a estar. Aquellos que somos usuarios avanzados debemos entender que estar en una red social o tener un blog es una opción y creo que esto nos hará que pueda capilarizar más su uso.

 Con la inmediatez de la información y las opiniones en masa, hemos tenido que incrementar la capacidad de reacción y eso es positivo. Ahora, no sólo tenemos que ser rápidos en las respuestas a los medios, por ejemplo, tenemos que ir más allá y ser capaces de hacer acciones políticas que den una respuesta adecuada a la ciudadanía. Es decir, tenemos que pasar de ser reactivos a ser proactivos, usando estos medios y la escucha activa.

Creo que aún nos queda mucho camino por recorrer y en cierta manera debemos entender que al ser los medios sociales relativamente nuevos, y que día a día descubrimos sus potencialidades, tendremos que ir mejorando y con más rapidez.


Tras varios años en primera línea política, ahora estoy desarrollando otras actividades ligadas a las TICs y a las herramientas que están surgiendo por el desarrollo de la Web2.0.

Estos años de experiencia en la aplicación de los social media y de formación, han hecho que me apasione más sus aplicaciones, máxime cuando día a día vamos descubriendo nuevas herramientas, desarrollos, acciones que hacen que podamos reinventar el uso de Internet tal como nació.

Creo que las TICs y la Web2.0 son herramientas para desarrollar la  creatividad y la innovación. Que hacen que nos esforcemos por llegar cada vez a más personas y trabajemos más en los contenidos, para que sean de calidad.

Tanto en lo público como en lo privado, se nos abre un mundo, el de la gestión de la información en pro del empoderamiento ciudadano, en el que hay que seguir ahondando para que cada día haya ciudadanos más capacitados.

 Fátima Ramírez Cerrato (@mernissi)

Reputación III. Aprovecha las oportunidades

Todo apuntaba a que Pablo no iba a permitir que el verde de la poca (¡o mucha!) esperanza que le quedaba, tornase a negro mate. Por eso hizo lo que hizo: darles la última oportunidad a las empresas españolas para que fueran ellas las que le contratasen antes de dejarse rescatar por el mercado laboral europeo.

El plan de Pablo (publicista y RRPP), venía envuelto en papel de regalo y con fecha de caducidad, el plazo máximo para conseguir su propósito se situaba en el peligroso plazo de 30 días desde el 14 de junio de este mismo año.

¿Qué por qué en papel de regalo? Por dos cosas fundamentales: él consiguió su propósito regalándole a la agencia de comunicación creativa, Globally, el lujo de tenerle en su equipo de trabajo como Ejecutivo de Cuentas y a mí me ha regalado esta historia con la que finalizo el último de los tres posts sobre la gestión de la reputación on line. (Gracias Pablo! :)).

Tras escuchar en diversas ocasiones la relevancia de diseñarse una Marca Personal sólida, atractiva, que avale nuestro talento y profesionalidad, el caso de Pablo se me antoja como la forma óptima de ilustrar este hecho. Nuestro protagonista se propuso buscar trabajo y para ello creó una web que diese soporte a su idea www.rescataunespañol.com. Consciente de la necesidad de darle difusión a su proyecto, no se imaginaba que sería tan variopinta la opinión de aquellos que le siguieron. Además de la web, Pablo contó con la determinante ayuda de las redes sociales, Facebook y Twitter, para retransmitir en tiempo real la cuenta atrás de su “Rescate” particular. La mayoría, los incondicionales, le apoyaron convencidos de su talante y vivieron como suya esa cuenta atrás que, lejos de ser una carrera de fondo, acabó convirtiéndose en un sprint cuya meta tenía forma de contrato laboral. Otros (los menos), los abatidos y desalentados, le preguntaban si tenía elegido ya el país de destino.

¿Qué rasgos predominan en Pablo? Los profesionales que recomiendan su trabajo en el perfil de LinkedIn lo tienen claro y destacan entre sus cualidades la confianza en su proyección de futuro, su espíritu de liderazgo y determinación.

¿Debemos ser nosotros como él para ser rescatados? En absoluto, sólo hemos de ser nosotros mismos, tal y como hizo él. En la actualidad es habitual que ya no trabajemos para una sola empresa sino que colaboremos en diferentes proyectos para compañías muy diversas entre sí y es por ello que la reputación que cosechemos es muy significante para lograr ser seleccionados. Pablo proyectó su marca hilándose una reputación a través de una campaña que no hacía más que demostrar su valía, creatividad, frescura y tesón, y fue precisamente eso lo que Globally percibió el último día del plazo (muy a lo Made in Spain tal y como bromea Pablo) cuando decidió contratarlo.

“Veía la emigración como un camino seguro hacia el trabajo pero profesionalmente, los inicios habrían sido más lentos, por ello quería intentarlo por última vez en España y al final salió bien”, me comenta Pablo tras afirmar que volvería a repetir la iniciativa una y otra vez.

 

Vendámonos al mejor precio para que nos compren y además, se queden satisfechos. Vendámonos ofreciendo ese valor diferencial que tanto persiguen las empresas a la hora de reclutar personal. Hagamos de nuestro trabajo y nuestra vocación la mejor de las cartas de presentación. Preparemos un plan estratégico coherente que, de puertas para adentro, nos haga felices, y de puertas para fuera, nos haga atractivos.

Comencemos a dar todos estos pasos y hagámoslo con la corazonada de que lo estamos haciendo bien. @Yoriento, al que sigo y persigo, dijo una vez que “la reputación genera oportunidades y la profesionalidad las aprovecha”. Tal vez consigamos algo o, tal vez consigamos mucho, eso ya va en función de nuestros “yo soy capaz” y de nuestros “vamos a por ello”.

Los que habéis seguido estos tres posts, tal vez recordéis la conversación que escuché en el bus de camino a casa y que relaté en la primera entrega.

Como entenderéis y tratándome de una persona discreta donde las haya, no puedo desvelaros de qué estaban hablando. Sí os comentaré que, al igual que la mirada, también las redes sociales son el reflejo del alma, de nuestro día a día y de los planes que tenemos para estas Navidades.

Con lo cual… os advierto, si la próxima vez que escuche una conversación ajena sois vosotros los protagonistas, os aseguro que la contaré!

Espero que os haya gustado, hasta la próxima compañeros! 🙂

A un tweet (…tweets destacados de la semana)

Esta semana, en  A un tweet, un listado de los tweets destacados de la última semana, aquellos que bien por su contenido, por su difusión o por su relevancia, queremos destacar.

@gpbolde

Para desvelarse leyendo: Lo que debe tener el Curriculum de Community Manager

@juanjbano

10 riesgos que las marcas deberían atreverse a asumir en los social media.

@doloresvela

What a community manager is not

A un tip de las TIC

Desnudando a…

GEMA MINAYO LÓPEZ

@gminayolopez

Gema Minayo López, Social Media Manager en Womenalia. Una de las “almas” de esta red social para mujeres profesionales. Quienes la han visto alguna vez, saben que derrocha energía y positivismo, envuelve a su equipo y lo gestiona con excelencia. Podría perfectamente liderar el coaching deportivo para el Real Madrid, una de sus grandes pasiones.

 En el ámbito de Marketing Online, pionera que ha sabido desarrollar su carrera en empresa privada, enfocada a sumar valor a la productividad de las compañías para las que ha trabajado.

 Encuentra en las Redes Sociales una herramienta que ninguna empresa debiera desaprovechar.

 Hoy conocemos algo más a esta madrileña que se define como cabezota, tenaz, divertida y trabajadora, no os dejará indiferentes.

 
 
 Tengo que dar gracias por el trabajo que realizo todos los días. Me encanta lo que hago y soy consciente que esto supone un privilegio, más aún estando inmersos en un entorno tan complicado, tanto micro, como macroeconómicamente hablando.

Es curioso como el destino hizo que recalase en el apasionante mundo del Social Media y las Redes Sociales. Mi aterrizaje en el 2.0 se llevo a cabo hace más de 13 años de la mano de CEMEX, Cementos Mexicanos S.A., donde llegué desde otro gran transatlántico como es Multiopticas Sdad. Coop. Hablamos de finales de los años 90, Internet solo era un esbozo de aquello en lo que ahora se ha convertido. No obstante, en seguida me di cuenta del potencial de esta nueva herramienta, tanto a nivel de marketing como de comunicación, estableciendo un nuevo tipo de relaciones con los clientes: de manera interactiva, bidireccional y retroalimentada. Fue fácil para mí decidir el camino hacia donde quería enfocar mi carrera profesional.

El último año que trabajé en SEM y SEO fui a una conferencia de un gran profesional de las redes sociales y del marketing online como es Pere Rosales, y en esa conferencia disertaba sobre los Community Managers, la profesión del futuro. Esto ocurrió en febrero del año 2009, y, definitivamente, me reafirmé en mi idea: “esto es lo que quiero hacer y a esto me quiero dedicar, voy a centrar todos mis esfuerzos personales y profesionales en el Social Media y en ser Community Manager”

Pensaréis: “Madre mía, ¡esto es muy fácil de decir pero complicado de ejecutar!”. Pues sí, efectivamente lo fue. Pero el camino ha merecido la pena. Empecé a buscar toda la información disponible en manuales, formación, lecturas etc. sobre redes sociales (Imaginaos, todo en inglés y todo procedente de EEUU). En España twitter estaba en inglés y creo que debía tener 75.000 usuarios o incluso menos. Sin embargo, la constancia, el hecho de creer en mí misma y en la idea de conseguir algo que me gustaba, ha hecho que continue dedicándome a una profesión que adoro y, sobre todo, me divierte.

Diferenciarse es la clave, todos tenemos algo que nos diferencia de los demás. Tal vez mi carácter extrovertido y enérgico, pero a la vez firme y constante, me ha ayudado a ser diferente. Creo que también soy extremadamente detallista. Intento cuidar a cada una de las personas que me rodean como si fueran “únicas”. A todos nos gusta ser tratados de forma distinta, no se puede contestar ni tratar de igual forma a todo el mundo. Mi forma de ser es la misma con todas las personas: espontánea, alegre, extrovertida, sincera, pero no las trato de igual forma, porque cada persona tiene su posición, su registro de comunicación y su diferenciación por muchos motivos. Creo que esa es la “clave para mi”.

Después de pasar por multinacionales, además de grandes y pequeñas empresas, acabé como freelance mi último año antes de incorporarme a Womenalia. Mi experiencia en todas me ha aportado mucho enriqueciéndome como profesional y como persona. He tenido “buenos y malos jefes”, me han presionado mucho y he pasado por la metodología de las multinacionales, con miles de manuales de procedimientos, y por el “caos” de las empresas pequeñas, aunque mucho mas ágiles. Creo que es importante conocer y pasar por distintas tipologías de empresa y de perfiles profesionales. A mí me ha aportado mucho valor y conocimiento, no solo profesional sino personal.

El valor de las personas no sólo se encuentra en sus conocimientos académicos. Son las personas con las que me he relacionado en algunas de estas compañías quienes más me han enriquecido, y eso se lo tengo que agradecer a los grandes profesionales y compañeros con los que he tenido la suerte de trabajar y que me han aportado conocimiento, experiencia y amistad. En cambio, otras empresas solo me han aportado experiencia a la hora de afrontar determinadas situaciones o problemas a nivel emocional, enfrentando distintas situaciones bastante complicadas. No obstante, creo que de todas ellas hay que extraer lo positivo, algo tangible siempre queda.

Actualmente la gran parte de mi trabajo se desarrolla de una forma directa o indirecta en Redes Sociales. No son una burbuja estanca, para nada. Son una gran e importante parte de la estrategia del marketing online, otra línea complementaria de comunicación con sus peculiaridades y beneficios, que no solo ha de crecer, sino que tiene que evolucionar como todas las herramientas de marketing que tenemos a nuestra disposición en el mercado. Personalmente, me entristece la cantidad de intrusismo que soporta este sector a nivel particular y en este mercado a nivel general. No solo hablo de las Redes Sociales, en general de Internet, en webs, en SEM, en SEO, en diseño web,… Es un pena que no se sepa apreciar el valor de los profesionales de verdad y no se aprecie realmente el esfuerzo y la profesionalidad de éstos. Un profesional de Social Media no es un “becario” (con todos mis respetos a los becarios, yo he sido becaria, están para ayudar y para aprender, pero en ningún caso para hacerse cargo de la reputación y estrategia online, junto con la imagen de marca en Redes sociales de una empresa, creo que es demasiada responsabilidad para tan poca experiencia).

Bajo mi punto de vista, a los profesionales de Redes Sociales de muchas empresas que ahora mismo están incorporándose como Community Managers no se les puede únicamente encasillar en la labor de Redes Sociales, meramente ejecutora. El Community Manager o el Social Media Manager es mucho más. Sabemos de tecnología, de marketing online, de analítica web…aportamos mucho valor a la empresa, pero, en cambio, percibo cierto desdén por parte de las compañías en la manera de dotar a estos puestos de un verdadero carácter estratégico. Los supeditan a labores meramente rutinarias y secundarias dentro del Plan de Marketing online. El peligro es claro y patente. Las empresas demandan este tipo de perfiles, tan socializados y tan mostrados al mercado. Llaman a nuestra puerta tanto desde agencias como los propios Head Hunters y otras empresas, ofreciendo proyección y responsabilidad, lo que en muchas ocasiones no recibes en tu propia organización. Creo fervientemente que cuidar a un profesional (no solo de Social Media, sino de cualquier otro ámbito) es clave para el negocio. La base de una empresa debe ser el Capital Humano, que la hace diferente y fuerte frente a la competencia, porque los ordenadores de última generación o la tecnología se compran con dinero y no son factores diferenciales hoy día.

Ahora mismo, en mi departamento de Social Media en Womenalia somos 6 personas, donde me incluyo. Somos todas mujeres, una casualidad porque no ha sido buscado, aunque la  selección de los perfiles y su capacitación ha resultado así. En este sentido, las variables relevantes no son el sexo, sino ser profesional, responsable y trabajar en equipo.

Trabajar con mujeres no es fácil, por mucho que pensemos las propias mujeres que es mejor. Tengo la gran suerte de ser parte de un equipo fantástico que poco a poco creamos en función de nuestras necesidades crecientes, todas: Marta, Desireé, Cristina C., Alicia y Cristina U. Son trabajadoras y grandes profesionales, les gusta aprender y tienen la ilusión del primer día por bandera y la obsesión por mejorar constantemente. De hecho, he diseñado e implementado un plan de formación anual en función de las carencias formativas que cada una pueda poseer para completar una formación excelente, es decir, intentamos transformar debilidades en fortalezas todo ello empujado por una gran motivación e ilusión por lo que haces.

Tenemos un punto diferente, tengo que reconocerlo. Vamos muy al grano, no perdemos nada de tiempo, somos muy intuitivas y resolutivas, siendo mi equipo en particular muy creativo, influenciado por el carácter multidisciplinar a nivel formativo del mismo. No obstante, creo que esto no es algo exclusivo de la mujer, no me mal interpretéis, creo que es algo que yo considero de forma positiva en nosotras y que a lo largo de mi experiencia si he visto que tenemos algo más desarrollado.

Dentro de Womenalia no somos únicamente mujeres. Tenemos chicos, que aportan otro punto de vista, el cual me encanta. Incluso yo he trabajado en un sector “muy de hombres”, como es el sector de la construcción, durante muchos años. De esa etapa me siento muy orgullosa, me ha aportado una gran experiencia.

Evaluar donde podemos estar dentro de unos años es complicado, lo que si tengo claro es que esto es lo que me gusta hacer. Seguiré haciéndolo con la mayor ilusión y ganas. No voy a dejar el marketing online ni las redes sociales, ya que son mi vida profesional y ya casi personal. Avanzaré con ellas y me reciclaré con ellas.

Por otra parte, mi idea es consolidarme en otra de mis pasiones y facetas desconocidas, la cual me está gustando mucho y reportando grandes satisfacciones. Es la docencia. Actualmente estoy impartiendo clases en tres Masters de dos de los referentes de la formación postgrado en España como son La Universidad Camilo Jose Cela y en el Instituto Inesdi de Madrid y estoy encantada con el feedback de mis alumnos.

 Quiero deciros una gran frase para despedirme y espero que mi “desnudo” os haya gustado:

“Confía en ti mismo para conseguir tus objetivos. La espera puede hacerse larga, pero todo esfuerzo tiene su recompensa”

 

Muchas gracias y hasta siempre!!!!

 Gema Minayo López