Desnudando a… (Julio)

… IGNACIO CONEJO MORENO

@ignacio_conejo

De Vélez, Málaga. Tras desarrollar un negocio familiar  (Finca La Pañoleta), ha redirigido su trayectoria profesional hacia el desarrollo de actividades relacionadas con el Marketing en Redes Sociales, aquello que le apasiona. Participante activo de #MarketerosNocturnos, tiene una visión del marketing enfocada en la transparencia, a proporcionar un servicio de valor al cliente y a generar resultados medibles a largo plazo.

Dinámico en su blog, más dinámico aún en twitter. Si buscas acción en forma de hashtag, buscas a Ignacio Conejo.

 
 Ignacio nos cuenta:

Prefiero escuchar las opiniones que otros puedan tener sobre mí, antes que darla yo mismo, porque la mía es mucho mas subjetiva y personal, y por ello muy sesgada; Si tuviera que describirme a mí mismo, diría que soy una persona positiva.

Soy un novato de 42 años, reciclado tras más de una década dedicado al mundo financiero empresarial; cargado, como todos, de éxitos y fracasos, decidí hace algo mas de un año salirme de mi “zona de confort” para buscar algo que me ofreciera unas mayores oportunidades de crecimiento personal.

Comencé por lo que mas familiar me resultaba, y es el diseño de una estructura económica empresarial alrededor de la finca de mi familia, la Finca La Pañoleta; un proyecto que no prosperó, pero del que aprendí mucho: con un estudio de mercado que ofrecía perspectivas bastante propicias, un diseño estructural cuantificado y valorado, bien medido, con desarrollo planificado en varias etapas, buena ubicación geográfica, expectativas creadas en la clientela de la zona, … . Y sin embargo, aquí se demostró que el emprendedor debe estar preparado para todo, porque muchas veces, las razones para no conseguir el éxito, no salen en los libros.

Desde mi punto de vista, fue un No-Éxito, no un Fracaso; la palabra fracaso tiene una connotación negativa que excluiría sin lugar a dudas lo que obtuve:

1- Contactos; y de los buenos.

2- Resonancia personal, tanto en mi ámbito de actuación geográfico, como en Redes Sociales.

3- Habilidades; organizativas, comerciales, de negociación, pero sobre todo (y muy agradecido estoy por ello), el aprendizaje de herramientas para dedicarme profesionalmente al mundo de las Redes Sociales y al Marketing en ellas.

4- Muchas, muchas, pero muchas ganas de seguir aprendiendo y explorando este vasto camino de las Redes Sociales.

No creo en el negocio digital como alternativa al modelo tradicional, no creo que sean modelos de negocio distintos; el modelo de negocio tradicional se apoya en los medios digitales, cada vez mas, y los “negocios digitales” no son sino una evolución de los negocios tradicionales.

Hay que tener en cuenta que, independientemente de los medios que se utilicen para el desarrollo del negocio, online u offline, todos tienen una base común, que es la que realmente da sustancia a la idea de “negocio”: Establecer una organización económica, con medios materiales y humanos, con el objetivo de obtener unos beneficios, económicos en particular y de reputación, prestigio, sociales, etcétera, en general.

Partiendo de este convencimiento, resulta mucho mas fácil comprender la interrelación entre el off y el on, la necesidad y complementariedad del uno para con el otro.

Cosa muy distinta es que haya modelos puntuales de negocio que se desarrollen mayoritariamente en el mundo online, sin apenas exteriorizar su contacto con el offline, y a la inversa. Pero no creo que haya que preguntarle a un desarrollador de aplicaciones si remuneración la cobra en dinero virtual, o si trabaja o no en un PC físico, o no; igual que no hay que preguntar a un barman si los refrescos que sirve los manda por Twitter a los TL de los clientes.

¿Qué considero mas importante a la hora de vender en la Red?

 Creo tenerlo bastante claro y no equivocarme, al menos demasiado:

1- Estrategia: Siempre y por encima de todo, estrategia. Actuar sin una estrategia, es como ir en barco sin rumbo definido; no está mal desviarte un poco para hacer escala y visitar Doñana, pero tienes que tener claro que tu destino final es el Cabo de Gata, y tienes que llegar a el en una fecha determinada.

2- Contenidos: y esto, con moda o sin ella, no es nada nuevo: Si quieres vender, tienes que ofrecer algo que valga la pena. Si se trata de tu producto, estupendo; pero si lo que estás es ofreciendo cosas interesantes a tu Comunidad (sea cual sea), también estas haciendo lo correcto.

Porque no eres el centro del Universo, lo es tu Comunidad, te debes a ella; siempre y cuando, por supuesto, quieras que siga estando contigo.

3- Dinamismo, capacidad de adaptación y de aprendizaje: porque, afortunadamente, este nuestro Medio exige una evolución constante, buena dosis de autocrítica, y la necesidad de superarte a tí mismo cada día. Y es precisamente eso lo que te da oportunidades de crecimiento profesional, además de hacerlo tan divertido.

4- Honestidad. En los aciertos y en los errores.

En los aciertos, porque con toda seguridad tu acierto se lo debes a algo o a alguien, en mayor o menor medida: Al bloguero que escribió el post que te ha venido como anillo al dedo, o a la asociación que con tanto esmero se ha dedicado a promocionar tu zona geográfica o defender los intereses de los comercios de la zona, y así un largo etcétera.

En los fracasos, porque equivocarse es humano, y las personas que nos dedicamos a Social Media somos eso, humanos: Asumiendo los errores, con unas disculpas públicas y en el lenguaje adecuado a la situación, demostramos nuestra validez como interlocutores adecuados para nuestra Comunidad; y si nuestra Comunidad es real y está bien construida, aceptará nuestras disculpas, con o sin revuelo, pero lo hará.

Mas aún, y desde mi punto de vista exclusivamente personal: aquella persona de la cual no pueda obtener el “perdón” por un error humano cometido sin mala intención, es aquella de la cual mas gustoso recibiría un unfollow: Porque me estaría demostrando su falta de humanidad.

Dicho esto, cabe decir que la Reputación Digital se construye a sí misma; siempre y cuando estés tu detrás para irla guiando, o fomentando, y demostrando si es cierto que vales para ello. Es, en gran medida, un proceso de prueba y error.

Es, además, un concepto difícil de entender y de valorar: ¿tienes buena reputación porque publicas mucho, constantemente y midiendo las horas de publicación en según que Redes con estadísticas en la mano?; ¿o la tienes porque los contenidos que compartes son interesantes y gustan a las personas o entidades que conforman tu entidad?. Creo que la prueba de fuego, para una reputación online, sería dejar de publicar durante un tiempo, y ver si a la vuelta de tus “vacaciones” virtuales, tu Comunidad te sigue teniendo en cuenta, o no; pero, claro, ninguno queremos arriesgarnos a perder aquello que tanto tiempo y trabajo nos ha costado construir, ¿no es así?

Para medir la reputación, existen diferentes herramientas, la mas conocida de las cuales es Klout; yo, personalmente, no les doy mucha importancia: Mi forma de ver las cosas, o de gestionar mi presencia en las Redes Sociales, me lleva a decir lo que pienso, y a intentar aportar aquello que considero útil a las Comunidades que tengo, tanto las personales, como las que desarrollo a nivel profesional. Si lo hago bien, se que mi reputación subirá, y si lo hago mal, bajará; así que me esfuerzo en hacerlo lo mejor que puedo, y ya está.

Se que mi forma de ver las cosas es algo sui géneris, y no porque me lo hayan dicho (que lo han hecho), sino porque busco siempre ver las cosas desde una perspectiva diferente. Esa manera peculiar de ver las cosas, tal vez me diferencie un poco de la enorme mayoría de usuarios, pero en un mundillo tan enorme como son las Redes, siempre encontrarás montones de personas con un perfil similar al tuyo. Lo cual no significa que no te puedas diferenciar dándole un toque personal, al contrario, ese toque es fundamental para demostrar que eres una persona.

Si tuviera que indicar 5 aspectos que me pudieran diferenciar, serían:

– Mi enfoque de las cosas y mi manera de expresar mis opiniones.

– Tengo buena capacidad de análisis para diferenciar entre buenos y malos contenidos, y para leer entre líneas.

– Soy bastante proactivo, estoy siempre dispuesto a entrar en foros en los que considere que el contenido es interesante: la curiosidad me pierde.

– No me asusta equivocarme; si tengo que disculparme por un tweet desafortunado, lo hago, y bien. Y si me equivoco en una estrategia, o en un planteamiento, lo analizo, veo en qué me he equivocado, y procuro aprender del error.

– Me encanta lo que hago: Y la experiencia me ha enseñado, muy clarito, que el dedicarte a hacer algo que te apasiona y entusiasma, no tiene precio.

Pertenezco a la comunidad de #MarketerosNocturnos, donde estoy 3 días en semana, lunes, martes y jueves, durante una hora tuiteando sobre el tema del día; para mí, el descubrimiento de esta Comunidad, ha sido una auténtica maravilla, por la profundidad que aportan los miembros de la misma, y la espontaneidad y nivel de interacción que permite Twitter. Cada sesión es un Master. Sin embargo, quien conozca la Comunidad se extrañará de que sólamente asista a 3 de las reuniones semanales, y es que los miércoles por la noche los tengo reservados a una serie de tertulias sobre emprendimiento y Marketing de las que soy tertuliano habitual, a través de hangouts de Google +, desde hace poco mas de un mes.

No es sencillo llevar varias agendas, no ya siquiera porque sean agendas estrictas, sino porque a menudo es difícil sacarle mas horas al día. La ventaja de no depender de nadie, es que nadie te impone su ritmo y sus horarios, pero los que tu mismo te impones suelen ser aún mas exigentes.

Así pues, no es raro encontrarme a las tantas de la noche preparando un informe, generando una estrategia para promocionar un evento, o diseñando un anuncio; pero, como dice el dicho, “quien algo quiere, algo le cuesta”. Ahora mismo estoy comenzando con una nueva etapa laboral y profesional, una con muy buenas perspectivas y que me entusiasma, por su dinamismo, por el tipo de personas que conozco y tengo la suerte de interactuar y colaborar, su potencial y su diversidad:

Actualmente, trabajo y/o colaboro con entidades del sector agroalimentario, deportivo, educativo, comercios minoristas, … . Además de colaborar en la organización y realización de eventos como #ActitudSocial, el que es sin duda el evento más importante relacionado con el Marketing y las Redes Sociales de Málaga y uno de los mas reconocidos de España, entre otros.

Y, además de todo esto, tengo tiempo para mi familia, amigos, aficiones, … . ¿Se puede pedir mas?”

Ignacio Conejo

Desnudando a… (Marzo)

 … KEKA SÁNCHEZ

 @kekasanchez

Simplifica tanto ese concepto que otros enrevesan que, en su perfil de Twitter, dice: “Vamos, que te llevo las redes” J

Emprendedora en el sector servicios, a comienzos del año 2000 posicionó su negocio en directorios, blogs y redes. Su inquietud por las emergentes plataformas de la Web 2.0 la llevaron a encauzar hacia ellas su vida profesional, siendo una de las primeras mujeres en España dedicadas a social media.

Su blog es kekasanchez.es

 
 Keka nos cuenta:

A todos los negocios les puede resultar útil estar en la red, se trate de una empresa de telecomunicaciones o de una pastelería.

Internet siempre suma si se sabe utilizar como herramienta para aumentar la competitividad y la eficiencia de nuestros productos o servicios

Poder tratar de cerca con el cliente mejora nuestra reputación y, sin duda, afectará a nuestra marca positivamente si sabes escuchar e interactuar.

Hay negocios que están casi exclusivamente en Internet, pero que necesitan de un mínimo soporte ajeno a lo digital para la atención al cliente, como por ejemplo un teléfono y una dirección física.

Sin embargo, otras empresas que, aunque tengan como soporte y canal principal el mundo físico, podemos poner el ejemplo de una panadería de barrio, pueden beneficiarse de la red. Imagina twittear las horas a las que sale el pan recién hecho 🙂

Actualmente imparto cursos sobre estrategias de comunicación y liderazgo en redes sociales a instituciones públicas y privadas e instruyo a estudiantes, profesionales, empresarios y personajes públicos en el manejo del mundo 2.0.

Soy docente en la Escuela de Liderazgo y Comunicación de la Universidad de Málaga, imparto también el Curso de Especialización en Comunicación 2.0 y Redes Sociales de la Universidad de Huelva, el curso de Social Media de la Universidad de Granada y el diario Ideal y la Escuela de Liderazgo y Comunicación de la Universidad Pontificia Comillas (Icade).

Los factores que considero cruciales a la hora de “publicitarte” o “venderte” a las empresas en la red son, en primer lugar, imagen de marca, trasladar todo lo que tenemos claro que deben saber de nosotros en la vida real a la vida digital; en segundo lugar, otro factor importante es saber escuchar. Si no, esto de las redes no tiene mucho sentido.

Keka Sánchez

Desnudando a… (FEBRERO)

Julián Hernández Ranz, licenciado en Humanidades y dedicado a partes iguales a la tecnología y la gestión de clientes.

Brillante en sus exposiciones online, promotor de negocios digitales y, por encima de todo, un competidor extremo que hasta ahora ha centrado su energía en el pádel.

Me llamo Julián Hernández Ranz, soy natural de Mérida y licenciado en Humanidades por la Universidad de Extremadura. Orienté y completé mis estudios académicos con una formación en RRHH y en finanzas. En la actualidad y desde hace ya cinco años trabajo para una entidad bancaria.

Por otro lado, hace un par de años emprendí un proyecto paralelo que nada tiene que ver con mi profesión laboral. Creé un blog personal (http://avioncito24.com/) donde contaba historias, algunas muy malas y otras aun peores, sorprendentemente hubo gente a la que le gustó. Cuando empecé con aquello mi relación con el mundo de la tecnología era nulo pero con ayuda de gente cercana (siendo terriblemente insistente y pesado) conseguí más menos dominar el blog.

Los comienzos fueron duros pero ilusionantes, alojé el blog en Blogspot y me resultaba extraño el poco flujo de visitas que tenía cosa que me hizo plantearme dejar aquello. Pero no lo hice, continué, incrementé mis post hasta regularizar mis publicaciones a una diaria cosa que provocó un pequeño incrementó en las visitas. El empujón definitivo fue cuando comencé a apoyarme en las redes sociales y entonces todo cambió. Las visitas fueron incrementándose poco a poco, un día me leían diez personas y a la semana siguiente eran cincuenta y así hasta las hasta más de trescientas, había días que superaban las cuatrocientas visitas diarias. Todo dependía de quien compartiese la publicación aquel día o que la persona adecuada le diera a “me gusta” en Facebook. De hecho pensaba que  el contador se había estropeado.

El incremento de la difusión y el número de visitas sin duda alimentaba mis ganas de seguir escribiendo y escribiendo, además (esto va a sonar chovinista) se daba el hecho de que mucha gente me comentaba lo que le había gustado aquel post y lo que se había reído con ese otro.  El reconocimiento en algo en el que has puesto tanto esfuerzo  nutría mi empeño en que esto fuera más. De ahí que pasase a alojar el blog a WordPress (compré hasta el dominio) que ciertamente ofrecía más herramientas y posibilidades que el anterior, también entiendo su funcionamiento como algo más complicado. Casi dos años estuve publicando un post diario hasta que poco a poco lo fui dejando. Llegó un momento en el que lo que escribía no me gustaba ni a mí y aun así seguía publicando, así que lo dejé.

Hace unos meses, y viendo que había renovado automáticamente el dominio, decidí quitarle las telarañas, soplar el polvo y darle un nuevo aire al blog. Corregí mucho de los post, cosas que no me gustaban, muchos los borré directamente y de muy de vez en cuando hacía alguna publicación nueva. En actualidad estoy desarrollando un nuevo proyecto, esta vez con colaboradores y así que el trabajo sea más llevadero porque ciertamente esto engancha y agota a partes iguales y más cuando lo compaginas con una carrera laboral ajena a este mundo. Por cierto ya que estamos ánimo a quien quiera a colaborar, aquí podréis ver las bases: http://deporteyensayo.com

Por último, para despedirme, me gustaría dar un consejo a quienes tengáis el gusanillo de hacer un blog, podéis tomarlo o no, yo soy más de pasar de los consejos pero ahí lo dejo. Digamos que el blog es el canal donde exponer lo que tengáis en mente y las redes sociales el difusor de ese canal, el apoyo en ellas es fundamental para el divulgar vuestro mensaje, pero por encima de todo, lo realmente importante es el mensaje, lo demás son meras herramientas. Ahí es donde te tienes que bregar.

“Sin un buen mensaje lo demás no importa”

Julián Hernández Ranz

Desnudando a… (ENERO)

…IGNACIO DELGADO

@eljovenaprendiz

26 años. Finalizando su último año Ingeniería Técnica en Informática de Sistemas en la Universidad de Sevilla.

Ha compatibilizado su formación académica con la gestión operativa de Imaginática, una organización sin ánimo de lucro que organiza bianualmente un congreso para acercar universidad y empresa.

Una de sus grandes virtudes es el trabajo en equipo, pragmatismo en la organización y el contacto constante con tecnologías innovadoras.

No tiene grandes referentes, sino que admira a sus propios compañeros, a las personas que se esfuerzan por llegar a sus objetivos, a aquellos que con dedicación y empeño logran sus sueños.

Soy un chico bastante normal, me gusta pasar el tiempo con mis amigos, leyendo, escuchando música y, supongo que por vocación, buscando novedades y noticias que van saliendo en el mundo de la tecnología/informática. Acabo de empezar a desarrollar una aplicación para iPhone/iPad, me voy a encontrar con mil problemas seguro xD.

En un comienzo, no tenía en mente estudiar ninguna de las ingenierías informáticas que hay, siempre me gustó el dibujo y mi primera opción fue diseño gráfico pero, por avatares del destino acabé en la ETSII. En los años que llevo aquí, he aprendido mucho de las personas. Algunas veces es inevitable desanimarte, pero aquí no puedes permitirte el venirte abajo. El padre de una amiga me dijo una vez que ésta es una carrera ‘árida’ y creo que es la mejor definición que he escuchado nunca de ella.

De un tiempo a esta parte ha sido inevitable pensar en dónde me gustaría trabajar cuando acabe los estudios. Tengo la fortuna de estar en un sector que se está defendiendo en estos tiempos tan difíciles y de contar con muchos amigos que ya están trabajando y me comentan sus experiencias.

A día de hoy, el campo que más me llama la atención es el desarrollo web. Mi proyecto fin de carrera trató sobre gestores de contenidos en red, fue una experiencia enriquecedora y con muy buenos resultados. Quizás eso condicione el querer empezar en este sector pero sería muy valiente cerrarse a otro tipo de trabajos.

Cuando hablo con compañeros de la carrera, me invitan a irme a Madrid o a otra ciudad para trabajar. La mayoría coincide en irse durante un tiempo para, a largo plazo, volver. No descarto el viajar a otra ciudad o incluso otro país para encontrar trabajo pero, creo que para comenzar, Sevilla no es mal lugar, hay muchísimas empresas en las que puedes ganar una gran experiencia y abrirte muchas puertas.

Comencé en Imaginática gracias a una compañera; me mencionó que había unas jornadas organizadas por alumnos y, a pesar de que la cosa me llamaba la atención, si no es por ella, no creo que hubiese entrado a formar parte de esta familia, es una de las cosas por las que siempre le estaré agradecido.

Los momentos que he vivido con los compañeros y amigos de la asociación tanto dentro cómo fuera de la escuela han sido muchos y muy buenos, siempre hemos tenido mucha suerte con los compañeros que han decidido participar.

Una de las cosas que he aprendido en esta etapa es que para poder ofrecer a nuestros compañeros unas ponencias que realmente les interesen, es necesario, por no decir obligatorio, hacer un seguimiento de las noticias y avances que más les llaman la atención. No es responsable elegir lo que a un pequeño grupo cercano le gusta desatendiendo a la mayoría. Mediante este seguimiento y en mi opinión, creo que los sectores que rcecen y están en auge son las aplicaciones móviles (IOS, android, Windows mobile, Firefox OS en breve…) y el desarrollo web que, a pesar de llevar más tiempo, no parece flaquear.

Recomiendo muy encarecidamente a los alumnos universitarios a entrar en asociaciones pero ojo, la prioridad nunca deben dejar de ser los estudios. Cuestan demasiado esfuerzo y dinero.

 En las asociaciones aprendes lo que no enseñan en las clases. Yo, personalmente, he aprendido a gestionar a un grupo de personas a mi cargo para organizar a tiempo una actividad, trabajar en equipo, tratar con cargos de empresas e instituciones, no dejarme llevar por los nervios ante situaciones de mucha presión con público…

 Son eventos para las que los profesores no te pueden enseñar y es una oportunidad inigualable.

Según mi experiencia, no es necesario tener cualidades especiales ni un gran currículum para hacer algo grande. En los últimos años, profesores del MIT, abogados, miembros de destacadas empresas dentro del ámbito de las redes sociales o las telecomunicaciones, nos han felicitado por el trabajo desarrollado durante las jornadas. No importa que seas el mejor en algo para formar parte de algo grande. Una de las preguntas más importantes que me hicieron al entrar y hemos seguido  haciendo a los compañeros que querían formar parte de Imaginática era ‘¿Qué te gustaría aprender a hacer?’.

Somos estudiantes, pero, antes que eso, somos personas y siempre podemos seguir formándonos aunque no todo sea código o números.

A día de hoy no me planteo otra cosa que no sea acabar las asignaturas que me quedan y sacar adelante las próximas jornadas. Espero acabar el curso con un pie en el mercado  laboral y poder usar las experiencias que he estado ganando estos años atrás organizando las jornadas.

Ignacio Delgado

Desnudando a…

 

… JUAN RIVERA

Docente implicado con todo aquello en lo que participa. Siempre afable y rodeado de ávidos de conocimiento y experiencias por su parte. Profesor en la Universidad Pablo de Olavide e instituciones como la Fundación Ortega y Gasset. Muy unido a Estados Unidos, como nos contará, imparte en Georgetown formación a directivos para fomentar su capacidad de liderazgo.

 

Actualmente lidera la compañía Managing Partner European Institute for Leadership, una Consultora para el desarrollo del liderazgo para la competitividad donde el capital humano es su gran valor.

 

Siempre sonriente y dispuesto a charlar, nos cuenta su experiencia de vida.

Juan nos ha dicho:

 Aunque he estado 20 años trabajando en management, siempre tenía la espinita de la docencia. Al volver a España empecé en la Universidad y siempre ha sido una experiencia muy reconfortante para mí. Trabajar con gente más joven, con vitalidad, diferentes, con inquietudes; me genera energía y aprendizaje. Creo haber desarrollado relaciones muy efectivas con mis estudiantes, pasando muchos de ellos a ser “colegas” ahora, e incluso a trabajar conmigo en diferentes áreas y países. No sé, creo que es la “aspiración al legado” del ser humano, a la trascendencia, al dejar algo detrás de ti.

Ahora está de moda eso de salir fuera. Yo lo hice en 1977, me fui a Madrid. En 1979 me fui a Inglaterra y USA, llevo todo este tiempo por esos mundos de Dios…

Intento “conocer” al otro, a las otras personas, y comprenderlas, pero progresivamente me inclino a valorarlas –a medida que sé de dónde viene y por qué-.

 Creo que hay una tendencia a no juzgar a las personas cómo algo positivo, cuando yo pienso lo contrario. Hay que hacer juicios de valor –de lo bueno y lo malo- pero para ser medianamente justo –y coherente consigo mismo- hay que intentar “ponerse en los zapatos” de la otra persona. Si no usamos juicios de valor – de lo bueno y lo malo- al final lo malo puede prevalecer; veamos la Historia europea –y mundial- del Siglo XX….

Soy muy crítico con esto del coaching, me inspira mucho respeto el término. Prefiero hablar de que trabajo en desarrollo de personas (en concreto, en procesos de desarrollo de liderazgo –individual y grupal- basados en autoconocimiento y feedback). Creo que mi inquietud es la misma que el trabajar en la Universidad. El trascender a través de otros, de ayudar a otros.

 En los últimos años cada vez más uso métodos socráticos; preguntar en vez de enseñar para generar aprendizaje (en realidad esa es la base de Bolonia, que se ha quedado en nada en la universidad española). Es lo de dar pescado o enseñar a pescar; dar soluciones y respuestas a las personas o hacer que ellas encuentren sus propias alternativas.

 El coaching es una metodología –entre muchas otras- de desarrollo de personas. Pero se ha generado un boom en España. Hace 5 años una de las grandes empresas españolas generó un proceso de coaching para 350 directivos de la empresa; pagaban 6.000 euros por proceso (6 sesiones: 1,000€/hora!!) porque no había coaches. Hoy se hacen procesos de coaching (a través de 1-2 intermediarios) en el que el coach al final cobra 40-50€/hora.

 Siendo una metodología muy válida, se ha simplificado en exceso (hay cursos de coaching por Internet y títulos de expertos en coaching con 2-3 fines de semana). Pero ante todo se ha comercializado; varias institutos (empresas) e incluso universidades “hacen dinero” con eso de las “acreditaciones” de coaches y eso lo desvirtúa todo. Mucho directivo pre-jubilado, como tiene experiencia directiva y no saben qué hacer los próximos 20 años, al haber escuchado (porque pasaba) que eso del coaching da mucho dinero y se puede formar uno rápidamente, “se han metido a” ser coaches en base a su experiencia.

 Por otra parte, las empresas españolas (muy enfocadas en la acción, en resultados a corto) ven eso del coaching como algo que está de moda y que puede cambiar a su directivos con 3-4 sesiones en un mes (que locura!!), por lo que los Directores Generales dan órdenes a sus Directores de Recursos Humanos “que le hagan coaching” a X directivos en 1-2 meses para que cambien de la forma de trabajar. Se quieren imponer fórmulas sencillas para problemas tremendamente complicados (i.e.: todos los problemas de mi empresa viene porque mis subordinados –ahora colaboradores- no quieren cambiar, así que necesito algo rápido para que cambien ya, pero yo no, porque soy muy importante/ocupado y yo no tengo que cambiar nada).

El mercado está creciendo (y crecerá mucho más), pero se puede “desvirtuar”. Se trata de una explosión parecida a la que hubo hace unos años con lo del “outodoor”. Es una metodología útil para su uso puntual y como elemento de reflexión. Si se usa para intentar resolver todos los problemas de liderazgo de una organización al final “pasa de moda” porque se ve como inútil.

El problema, creo, es que todavía esto de la “formación” (o desarrollo de personas) está muy poco profesionalizado. Hasta las mejores empresas (algunas multinacionales americanas europeas, americanas ya no tanto) sólo “hacen formación (ahora basadas en modelos de gaps competenciales) y sólo miden el índice de satisfacción de los participantes en los cursos, y lo miden sólo con cuestionarios que pasan en el momento inmediato de acabar su trabajo. No se mide el impacto en la organización, el cambio de las personas a medio y largo plazo (a 12-18-36 meses). Y los “formadores”, por tanto, se centran en lo que se mide, en que los participantes salgan satisfechos con el curso.

Creo que muchos de los problemas que tenemos en España (mucho más en Andalucía) vienen del modelo mental religioso de un estoicismo trasnochado; “soy bueno porque lo paso mal”. Creo que nos tenemos que desvincular (mental y vitalmente) de ese modelo para ser felices y más efectivos en lo que hacemos y en nuestras vidas. Pasar del “ser culpables” (se sigue usando mucho en España, en personas no creyentes) al ser responsables; simplemente asumir lo que hacemos y sus consecuencias.

Cada vez tengo gustos más sencillos… Pasarlo bien con las personas a la que amo… pasarlo bien haciendo cosas que me apasionan… y que por ello creo que hago bien…Filosofía casi hedonista…pero vital.

 Cada vez que me preguntan ¿Cómo estás? Siempre digo: mal, pero mejor que el 99% de la población española. Hay que ver las cosas en perspectiva: hay gente que lo está pasando MUY MAL en España y yo simplemente estoy haciendo cambios, para mejor…

Operar en Europa y EEUU no me ha cambiado la vida. Siempre (por estudios, trabajo y familia) he estado relacionado con EEUU; habré viajado allí unas 30-40 veces en los últimos (muchos) años. Pero ahora más; me resulta más cómodo (y me lo paso mejor) trabajando en Washington que en Sevilla, por lo que cada vez voy más para allá. Lo que contaba antes: me vuelvo hedonista, sigo la “energía”; si allí me va mejor y me lo paso mejor, pues iré cada vez más allá; no hay que hacer ningún “plan estratégico” ni DAFO vital (que se han puesto de moda ahora). Está claro; y encima mi hija cada vez le tira más los EEUU y se irá a estudiar allí…pues allí le sigo…

Como se dicen en inglés “so far so good”: Vaya, que bien por el momento. Sevilla es una ciudad muy cómoda para compatibilizar trabajo y familia. Por otro lado, nosotros como familia siempre estamos viajando (mi hija con 3 semanas tenía dos pasaportes y naciendo en Sevilla vivía en Moscú y con 6 meses había estado en 7 paises). Tenemos muy interiorizado lo de los viajes, en especial a los EEUU (mi mujer es americana y mi hija 50/50).

La tecnología todo lo cambia. En especial en la “formación técnica” las diferentes metodologías remotas pueden ayudar mucho. Está muy de moda eso del “blended learning” (vaya, batiburrillo de metodología virtuales y presenciales) que creo que son muy útiles.

Dicho eso, estas metodologías no son tan útiles en el ámbito de las “competencias sociales y relacionales” (vaya, en temas de liderazgo). Esto del liderazgo no va de “saber cosas” sino de relacionarse de forma efectiva con otras personas. Y ahí que el e-learning no funcione (sólo de forma limitada para algunos temas); hay que relacionarse, hacer cosas juntos para ser más efectivos.

En mi empresa tenemos dos áreas de negocio: desarrollo de liderazgo en las personas y organizaciones y ayuda a la mejora de la competitividad (liderazgo) de empresas en el mundo global (ayuda a la internacionalización). Tenemos diferentes personas para ambas áreas, pero el foco es el mismo; cada vez más fuera de España (EEUU, en concreto Washington).

Llevo 7 años dando clases en Georgetown en un programa que se llama “Liderazgo para la competitividad global”; ambas áreas resumen ese programa; desarrollo de personas y proyectos en un mundo global para ser mejores y más efectivos. En EIL definimos liderazgo como “construir futuros deseados compartidos” o más técnicamente “roles y procesos que permiten a las personas trabajar de forma efectiva para conseguir el bien común –en entornos de progresiva igualdad, complejidad e interdependencia- a través de fijar dirección, alineación y generar compromiso.

 

Mi actual situación es de cambio, mucho cambio, pero centrado en liderazgo de personas y organizaciones. Aprendiendo de gente joven (mis estudiantes, ahora colegas) y “conociendo mujeres” (mi tesis doctoral: Liderazgo sexo y género) como forma de conocer al otro, para poder conocerse a sí mismo, para comprender el sentido de la vida e intentar generar trascendencia (en especial ante la falta de creencia religiosa). Vaya, me he puesto serio 😉

 

Juan Rivera

 

Desnudando a…

…VICTORIA CABRERA

@victoriacabrera

Se define en Redes Sociales como Periodista, emprendedora y al final, empresaria.

Le interesa todo aquello que tenga relación con Comunicación, Tecnología, Innovación, Internet… Desde hace 14 años al frente de Cibersur, la polifacética Victoria, que dirige la agencia de Comunicación y Productora Audioviosual  CPS, ha sabido aunar las dos tendencias por las que se rige la sociedad actual, Comunicación y Tecnología, y en 2001 recibió el Premio Andalucía de Periodismo en modalidad Internet. En el 2011,los premios ASI y el mismo año obtuvo el AEFOL a la trayectoria de medio especializado TIC.

 
 Victoria nos cuenta su experiencia:

Ante todo me considero una persona emprendedora, no sólo en el apartado profesional,  sino en todas las parcelas de mi vida. Quizás ese sea uno de mis rasgos característicos.

Desde muy joven he formado parte de proyectos interesantes y, en casi todos, me he implicado tanto que, finalmente, siempre he tenido alguna responsabilidad.

En los últimos años, esa responsabilidad creció con la puesta en marcha de la empresa. De todos modos,  y en la medida de lo posible, intento equilibrar mis responsabilidades profesionales con mi familia, que es el auténtico motor de mi vida.

Está feo que lo diga yo misma 😉 pero creo que el éxito reside en trabajar con perseverancia y capacidad para gestionar grupos de personas muy diferentes, así como una organización exhaustiva del día a día.

“La organización es la clave”

CPS es de las pocas empresas de Comunicación certificadas con el sello de calidad AENOR en todas sus áreas. Eso habla mucho de la organización de la empresa y de cómo trabajamos en cada área. Quien ha emprendido el camino de la calidad, sabe de lo que hablo…

Las tres áreas de la empresa son Comunicación, Producción y Formación. Están muy relacionadas entre sí, ya que intentamos desde el principio que existan sinergias internas que beneficien nuestra actividad. Somos una organización muy horizontal.

Creo más en el trabajo que en la varita mágica de las redes sociales. Las redes sociales son un fenómeno maravilloso que debe servir para amplificar el trabajo o lo que pueden decir personas versadas en determinados temas. Hablo obviamente del fenómeno del Social Media aplicado a la Comunicación. Creo en el periodista de carrera, por supuesto, y creo que cualquier persona o usuario puede escribir sobre temas interesantes y sobre los que se encuentre especializado. Hay que saber buscar y encontrar las fuentes de Social Media que a uno le llenan.

La situación actual de los medios que podemos considerar como tradicionales dentro de mi sector se encuentran en proceso de cambios y adaptación. ¿Quién no está mal ahora? Nos encontramos dentro de un círculo vicioso en economía donde nadie se salva. Pese a todo, me levanto cada mañana con optimismo y con todas las ganas de darle la vuelta a la situación. Para eso estamos:

 

Siempre en movimiento. Sin miedo a los cambios. El cambio es la única constante que nos acompaña durante toda nuestra vida 🙂 #soyPeriodista

Soy una mujer que trabaja cada día por mejorar esta situación tan complicada que nos ha tocado vivir, además dentro de un sector muy tocado. No tengo mucho tiempo para más. Tengo salud y una gran familia. No puedo quejarme 😉

 Victoria Cabrera

Desnudando a… (II Parte)

…ÓSCAR PERNÍA

 
(Si quieres ver la primera parte, haz click aquí)

Estamos hablando de Septiembre de 2008…

Fruto de otra de esas casualidades que comentaba al principio, un día me encuentro a Maribel Grau, una amiga desde hace años, que había estado viviendo en Asia y que resultaba estar trabajando en la creación de la empresa que gestionara el proyecto de dicha Terminal. Nos reunimos un par de días para contarle lo que había hecho durante los últimos años y ofrecerle mi ayuda en su inmersión al mundo marítimo y, así, dos meses después, me comentó que estaban buscando a una persona con perfil tecnológico para comenzar con el proyecto, y en particular de un software llamado TOS.  Allá por Noviembre le dije que podía estar interesado, y que estaba muy relacionado con lo que había estado planteando con la Universidad, con lo cual creía que mi participación en el proyecto podía encajar bastante bien. Una semana después, me entrevistaron las dos personas que, desde Hanjin Shipping, se encontraban liderando el Proyecto, Duk-Won Kim y Fernando González, los cuales en una sobremesa cargada de discusiones me terminaron hablando de ilusión y de proyecto. Nos instamos a tener una semana de reflexión y el 23 de Noviembre comunicaba en APBA y a Hanjin Shipping mi decisión de terminar mi ciclo en APBA y abordar la oportunidad que me planteaba como un reto increíble que parecía dar respuesta a mi búsqueda en ir de nuevo mas allá, y encontrar correspondencia a todos estos años de preparación y participación en proyectos, en aquel momento empezando desde cero.

A principios de 2009 comenzaba a trabajar codo con codo con Maribel en la germinación del proyecto. Las primeras semanas se me planteaban como un autentico ‘tsunami’ de trabajo, rodeado de planos constructivos, especificaciones de maquinaria, certificados medioambientales, etc. Además de todo lo que de verdad sí me tocaba, que era la especificación, casi desde cero, del modelo operativo y arquitectura de sistemas que TTIA, la primera terminal semiautomática del Mediterráneo iba a llevar a cabo. Me resulta bastante difícil sintetizar un resumen del trabajo de todos estos meses, pero fue una época de aprendizaje tremenda, en la cual era consciente cada día de que el camino que había recorrido hasta ese punto me hacía estar preparado para lo que estaba viniendo, que debía de nuevo balancear la carga de trabajo y sobre todo poner solución a mi principal carencia en aquel momento, poder comunicarme y gestionar en inglés. Para que os hagáis una idea, a mediados de Febrero puse rumbo al Norte de Europa, a comenzar a tener contacto con las terminales en Rotterdam, Hamburgo y Amberes que ya habían implementado o estaban implementando automatización, y a hablar con proveedores de medio mundo. Recuerdo como apenas podía comunicarme y expresarme en las primeras reuniones en Seoul y Busan con el equipo de proyecto de Hanjin Shipping. Pero, por increíble que me pareciera, en tres meses estaba hablando inglés y gestionando las comunicaciones, especificaciones y reporte tanto con los socios inversores como con todos los proveedores en los que trabajábamos.

En aquellos meses se fueron uniendo al equipo compañeros para las distintas áreas del proyecto, y fuimos trabajando en lo que a la postre sería la parte más importante del proyecto, la formación de un equipo joven, preparado y con una motivación a prueba de bombas, ya que rápidamente caímos en la cuenta del choque de trenes que el modo de trabajar y planteamiento asiáticos imponían en el proyecto, con un calendario y una metodología que se alejaba bastante de lo que la ingeniería en todos los ámbitos debe llevar a cabo para que todo ‘frague’ de forma adecuada.

Cuatro años después, en presentaciones en el mundo de la automatización, sigo repitiendo esas conclusiones que empezamos a tener, y remarco la importancia de la metodología y el enfoque puro de ingeniería como base primordial de la construcción de cualquier idea y parte fundamental del proceso que la curva de aprendizaje que las infraestructuras, sistemas y personas que hacen rodar todos los engranajes necesitan recorrer para llegar a un punto de consolidación que les permita desarrollar la actividad para la que han sido diseñados, de un modo sostenible.

 Las ideas suenan y sonaban muy simplistas, la realidad era una cantidad de trabajo en los cuales el balance y las prioridades eran base para jamás perder el rumbo y saber siempre ‘de que estabamos hablando…’, algunos días se hacia complicado ver esa luz al final del túnel.

El tiempo pasaba lento en aquel 2009, pero el proyecto volaba…en aquel punto para mí fue fundamental conocer a una persona que hoy se encuentra entre mis mejores amigos: entré un día de Abril en el despacho de Juan Ortí, con mi libreta y mi bolígrafo de colores. Ingeniero Industrial y Director de Operaciones de Hanjin Spain con 31 años: me asombró desde el primer minuto la propiedad con la que hablaba de un mundo de capitanes de la marina mercante, reiteraba aun mas la importancia de no perder jamás la visión global y la trascendencia de aquello a que nos dedicamos y un principio básico, y algunas veces utópico, ‘las cosas pueden ser como tienen que ser’. He aprendido mucho y bien de Juan, y desde entonces no he dejado de sentirme acompañado en las ganas de ‘tirar p’alante’ con cualquier cosa que tengamos enfrente. Desde Seoul nos imponian el lema de ‘Innovation makes things happen…’: es genial que a nosotros, tecnólogos, nos inculquen y valoren ese principio, y en aquel y en otros muchos proyectos está presente y resulta fundamental, Pero es nuestra responsabilidad la de hacer que las cosas sucedan, sobre todo en la forma en la que deben darse.

Pasé en 2009 unos 4 meses entre idas y venidas a Seoul y Busan, puerto principal de Corea del Sur y en donde Hanjin Shipping acababa de poner en marcha una terminal semiautomática, HJNC. La relación con el equipo de trabajo allí, que por supuesto gozaba de la confianza absoluta de Hanjin Shipping, y el modo de trabajar fue enriquecedor, pero duro. La forma de trabajar e incluso conceptos básicos con respecto a la profesionalidad y comunicación eran radicalmente distintos a los nuestros, e incluso totalmente contrarios a los de otros proveedores nórdicos o americanos. Me encontré en medio de esta Torre de Babel tecnológica definiendo como TTIA debía funcionar en un futuro para cumplir con los requerimientos de eficiencia, seguridad y viabilidad que los principios del proyecto imponían.

Haciendo uso de la garantía del desarrollo actual de la tecnología, desarrollando conceptos innovadores de fiabilidad, conectividad e integración fundamentados en la potencia suministrada por herramientas como los sistemas de información portuaria (PCS-Port Community System), sistema integral de servicios al buque (VOS-Vessel Operation System) o la introducción de técnicas de inteligencia artificial (AI) para optimizar todos los procesos relacionados con el negocio del tráfico de contenedores. La automatización resultaba la pieza clave hacia la excelencia operacional y un modelo operativo que podíamos estar construyendo desde cero prácticamente. Por muchos viajes que hiciéramos, estaba claro que no existia un modelo operativo mejor que otro y que no teníamos porque agarrarnos a lo que otros hubieran hecho ya. TTIA trato de construir un modelo adaptado al escenario en el que surgíamos, la definición pormenorizada de todos los procesos de operación en el modelo operativo y la selección de las aplicaciones tecnológicas adecuadas y proveedores de experiencia contrastada nos guiarían a seguir avanzando con paso firme hacia este importante desafío de desarrollo de una Terminal de Nueva Generación en el Puerto Bahía de Algeciras.

En Mayo se incorporó al equipo el que desde entonces sería mi Jefe, Antonio Nuño, Capitan de la Marina Mercante y con 30 años de experiencia en Terminales de Contenedores desde los tiempos en los que planificar la entrada y la salida de contenedores se realizaba en base a pegatinas sobre un plano en pizarra de la terminal. Treinta años después todo lo que sucede antes, durante y después de que un barco opera en un puerto es gestionado por sistemas informáticos y software asociado, como el mencionado TOS y todas las herramientas vinculadas a la planificacion y control de los procesos.

Los sistemas hoy día estan preparadas para proporcionar una estabilidad y rendimiento como los requeridos en una factoría trabajando 24 horas al día, los 365 dias del año, en un entorno marino, contra viento y marea siempre…

Empezamos a dibujar procesos, ideas de cómo todas estas ideas podrían encajar y el convencimiento de que todo era posible, que íbamos a traer algo nuevo, nuestras libretas se llenaban de dibujos y colores:

Antonio me ha enseñado más que nadie profesionalmente, y casi sin decirme nada, lo hizo escuchando y construyendo desde el principio, cargándome de toneladas de conocimiento práctico desde su sabiduria, desde el desconocimiento técnico en el ambito tecnológico pero  regalando la confianza y apoyo necesario, basado en sentir que realmente creíamos en lo que estábamos planteando: un jefe y compañero que sólo te tiene que mirar a los ojos para que tengas claro que vamos, ya ves si íbamos… Aquel verano escribimos las especificaciones para el TOS, el detalle de los procesos y de cómo nuestro equipo y los estibadores harían uso de dichas herramientas. Reuniones y reuniones incluso convenciendo a proveedores de que sus soluciones encajaban con lo que otros proveedores estaban llevando a cabo:

  •  Cyberlogitec era nuestra compañia ‘hermana’, propiedad del grupo de Hanjin Shipping, y empresa de desarrollo de software TOS y otras plataformas de booking como MyOceans, referencia a nivel mundial.
  • ZPMC era el fabricante chino de las grúas de muelle STS y las grúas de Patio automáticas ASC.  Y la automatización de los suecos de ABB Cranes.
  • Kalmar-Cargotec, el farbricante finlandés de las méquinas que realizaban el transporte horizontal de Muelle/Puerta a Patio de Almacenamiento, donde la principal novedad eran los Shuttle Carriers.
  • Sistemas de posicionamiento del especialista australiano DGPS SatTel, en combinación con tecnologías de identificación por radiofrecuencia Rfid, del fabricante americano especializado Identec y tecnologías de reconocimiento óptico de caracteres OCR para la lectura de los datos pertenecientes al contenedor, del fabricante israelita Hi Tech.

Éstos y otros formaban la Torre de Babel que habíamos imaginado, habíamos pasado el verano en Busan intentando convencer a nuestros colegas coreanos de la necesidad de montar un conglomerado de tecnologías sin precedentes: me encontraba defendiendo a 10,000 kilometros de mi casa un concepto en el que  el movimiento de un contenedor desde el buque al patio de almacenamiento significaba un intercambio de 32 mensajes XML entre 7 sistemas distintos y transacciones de señales entre cientos de PLCs y sensores que empujaban el camino del contenedor a su posicion correspodiente, una posición calculada en base a algoritmos que dentro del TOS hacían uso de técnicas de simulación e inteligencia artificial para optimizar los flujos de carga actuales y los futuros. Estábamos tan tan lejos de los principios de Antonio con las pegatinas y los cálculos manuales en la estabilidad de los buques…  Sin embargo, era él el que más firmamente creía en lo que estábamos planteando, repitiéndonos una y otra vez que cuando pasaran unos años, nos daríamos cuenta de la trascendencia de lo que en aquellos días andábamos cabilando.

Antonio me instó a organizar una reunión en la que sentaramos a todos los proveedores juntos para poner encima de la mesa todos los planes de acción asociados, tiempos de entrega, contratos…etc ‘Harmony Target’ le llamamos a aquella reunión, un 3 de Septiembre, aún no habíamos convencido a los coreanos, pero la forma en la que terminamos esos dos días encerrados nos dejó a todos convencidos de que no quedaba otra, un simple ‘Just Do It’ y un ‘Go ahead…’ que nos acompañó de aquel día en adelante. Me siguen llamando aquellos proveedores y siempre me repiten que jamás se había hecho un proyecto en esta forma, con una definición somera pero convencida de las ideas y con cero posibilidades de fracaso… y sobre todo me dicen que si bien eso no tenía precedentes hasta entonces, nunca se volverá a llevar a cabo un proyecto en esa forma. Los proyectos en los que participo ahora, con procesos de definición que nos estan llevando años, así me lo demuestran.

Antonio y TTIA me dijeron que adelante, que había que seguir pensando pero que  nada nos paraba ya… hice de nuevo las maletas con un par de aquellos 14 proveedores para reuniones de una semana, en las cuales el lunes mi ‘jet lag’ y yo recibiamos un No!! Coreano rotundo, el martes entrábamos por encima en discusión, el miércoles nos daban un sí condicional y el jueves andábamos montando el calendario de proyecto, forzando a los proveedores a unos tiempos de entrega imposibles y a unos periodos de integración que ya sobre el papel parecían de locos.

No recuerdo en que momento me alcanzó la idea para convencerles, pero siempre recuerdo que  cuando empezaban a hablar por minutos y minutos en coreano, mientras yo miraba en la pizarra escrita de arriba abajo, se terminaban dirigiendo a mi con un ‘Kuranhamnande!!’ que identifique como un ‘tu idea es muy buena pero…’. En una de estas interrumpí la conversación y les dije que si bien nuestra idea les parecía buena, por qué entonces no me escuchaban hasta el final y después decidian?? Aquello les dejó de piedra, caras incrédulas como pensando que este chico español había aprendido a hablar coreano y casi en broma aquello hizo que terminaramos las conversaciones de si era posible para pasar a discutir cómo lo íbamos a hacer: así fue, volvi a Espana con un nuevo Go ahead, ahora unánime, volando y haciendo el plan de proyecto que nos tenian que aprobar desde el avión.

Empieza la accion, rompan filas!!, me enfrentaba a un proyecto de IT que no me creía después de haber estado encerrado en pensar como haríamos funcionar aquello: IBM, Cisco, Oracle… fueron clave en aquella fase ya de implementación…toda esa base de integración nos hacía centrarnos ahora en una infraestructura de IT con unas bases de redundancia, alta disponibilidad y rendimientos a los que nunca me había enfrentado. Hablamos directamente con las centrales de dichos proveedores de servidores, networking, base de datos…con las garantía de la crisis sin precedentes que azotaba el mundo en 2009 y la criticidad del servicio, estabamos hablando de un proyecto de IT de 15 millones de euros pero en un entorno en que una hora más de un buque en puerto puede suponer un coste de 60,000 euros y el coste de la infraestructura en maquinaria se encontraba por encima de los 120 millones de euros. Suponía una inversión mínima en comparación, pero una pieza clave y crítica, el aceite que haría rodar toda esta cadena de engranajes. La importancia de la implicación de todos estos fabricantes, los proveedores extranjeros los cuales se dejaron la piel y el apoyo de proveedores andaluzes como Gibraltronic, Enyca, MGS, Libera Networks, Medes que hicieron nuestra proyecto como suyo hasta las últimas consecuencias y se unieron a nuestro credo hasta el final.

Fue un tiempo precioso, y de nuevo duro…nuestras familias pasaron lo peor de vernos llegar de noche y levantar de la cama de madrugada con las botas de obra y camino a la explanada de nuevo. Hoy miro hacia atrás…lo hicimos, de una forma sin precedentes y algunos días sin visibilidad, test de integración y fiabilidad que en los proyectos en que participo ahora toman meses en ser completados con éxito, con estrictos criterios de validación, y tuvimos 3 semanas, con todo implementándose a la vez que integrándose y de por medio visitas de executives de Hanjin Shipping que nos decían que o lo hacíamos funcionar en una semana o lo desmontaban todo de raíz y ya veríamos. El 13 de Abril de 2010 tuvimos nuestro primer y único buque de pruebas, movíamos 5 contenedores en toda una tarde de pruebas, mientras a cada paso escudriñábamos en esa treintena de mensajes XML para saber qué estaba fallando y qué habéa que corregir y así nos preparamos para nuestro primer barco oficial, el 5 de Mayo de 2010, movimos 204 contenedores al Cosco Oceania al cual con dos grúas y 4 Shuttle Carriers le hicimos una productividad de 20,86 contendores/hora, terminamos de noche, con 20 ingenieros alrededor de todas las herramientas sabiendo todo lo que nos quedaba para que TTIA terminara siendo lo que habiamos visionado desde hace solo un año, parecieron siglos.

La terminal había abierto sus puertas, comenzaba otra fase, en la que cada vez éramos más…se unía al proyecto gente joven, con la ilusión de aprender y poder aportar. El desenfreno de la actividad, el estado de las infraestructuras, sistemas y procesos, aún en fase de estabilización y la falta de tiempo nos hizo enfrentarnos a meses duros en los cuales tirábamos de los compromisos tomados con proveedores para que terminaramos lo que habíamos empezado.

Tras casi un año de desenfreno, paré en seco, pues así mis responsables lo requerían, para pensar en cómo todo lo que se había implementado, ‘cogido con pinzas’ en los inicios de operación debíamos estabilizarlo, optimizarlo y, sobre todo, permitir a todos esos compañeros que se incorporaban al proyecto completar un proceso de aprendizaje que les permitiera disfrutar del desempeño de cada turno basado en ‘saber que estaban haciendo y teniendo conciencia de cada proceso, de cada herramientas…’ Aquí habiamos empezado.

Volví a los inicios de encerrarme y pensar. Eso sí, ahora acompañado por Antonio, Juan y todo el equipo que habíamos conseguido formar. Nombrarlos a todos sería imposible y citar solo a unos cuantos seria injusto: pronto nos dimos cuenta del potencial que la ilusion que habiamos germinado estaba creciendo en todo este equipo fuerte, que sólo teníamos que sentarnos y hablar para que todos fuesemos a una, atomatizáramos las tareas y tuviéramos nuevos planes de acción que cumplir paso a paso. Tras cuminar con Cyberlogitec una fase de estabilización que se centró en lo básico de las herramientas de planificacion y control de las operaciones, y en disponer una capacidad básica al sistema con una carga de trabajo ‘normal’, nos centramos en redefinir los algoritmos que estaban debajo del software interno al TOS, abrir la tapa y descubrir que lo que había dentro de nuestro ATHOS no era lo que necesitábamos y disponer nuevas especificaciones para programadores que debían implementar dicha lógica de operaciones muy muy lejos de nosotros, con conocimiento de detalle pero no sitio para la interpretación.

El trabajo que estábamos haciendo en TTIA empezaba a tener repercusión mundial, casi sin darnos cuenta. A mí me tocaba la suerte y responsabilidad de haber sido el primero y tener que explicar los principios y nuestra filosofía, los visitantes se mostraban impresionados con el esfuerzo tecnológico pero aun más con la juventud y fuerza del equipo. Desde dentro no nos dábamos cuenta, pero todos concluían en que ciertamente era el camino a seguir por la automatización. La tecnología y las máquinas estaban aquí para quedarse, pero cuanto más avanzábamos en el automatismo, más necesaria se hacía la presencia del cerebro humano, la formación y herramientas que dispusieran a nuestro equipo capaz e ilusionado delante de cada barco que asomara la proa por nuestro dique Norte, con la certeza de que su ventana y operación previstas serían reducidas con creces.

Durante la fase de optimización empecé a tener relación con gurús de la industria, con la suerte de compartir conocimientos y experiencia sin miedo a que el otro pudiera mejorar lo que tú ya habías pensado, el contraste de esto con un mundo de investigación continua y patentes me llevó a participar en ferias como el TOC , atendidas por todo el mundo de las terminales, presentando lo que humildemente añadíamos el estado actual de la tecnología, la automatización y la formación de equipos de operaciones. Mi timidez y falta de capacidad para hablar en público no me hacían disfrutar de esas presentaciones, pero a la vez encontraba cada ocasión más interesante el intercambio de ideas con otros que se habían enfrentado a los mismos problemas.

Con un equipo como aquel, quién podia pararnos entonces…en mi caso, disfruté mucho, pero pronto caí en la realidad que suponía la consolidación de TTIA como empresa para mi rol técnico, que ahora demandaba dar a un paso hacia la gestión y la organización, lo cual me ilusionaba y llenaba, pero también me solicitaba intermediar y convencer siempre de que podíamos seguir adelante: siempre reiteraré que TTIA es el proyecto de mi vida pero el giro de mi posición a la gestión no me llenaba del todo, no en aquel momento y estado del proyecto, con todo lo que nos quedaba por hacer.

De todas aquellas visitas y siendo algo tan novedoso, recibí multitud de ofertas, de proveedores o proyectos similares, para hacer básicamente lo que habíamos construido en TTIA: proyectos en Londres, Abu Dabhi, Long Beach…etc En 2011 y con la que estaba cayendo, tuve la friolera de 14 ofertas de trabajo, pero ninguna de ellas me hacía descentrarme de lo que realmente teníamos que hacer y lo que nos quedaba delante.

Terminamos la nueva especificación de los algoritmos, volvimos a construir planes de acción y reorganizamos la empresa con respecto al rendimiento y funcionalidad de las herramientas y sistemas, pero en una de estas se cruzo en vasco llamado Robert Inchausti en mi camino. Vino simplemente a charlar de lo que habíamos hecho, hicimos buena conexión ese día y marchó de vuelta a California, donde trabajaba para Navis, el lider mundial en el desarrollo software TOS con mas de 350 Terminales de Contenedores por todo el mundo.

Todo quedo ahí, en aquel momento esperábamos un hijo en dos meses, con lo cual, además de que mi misión en TTIA estaba lejos de finalizar, jamás pense en ninguna otra oportunidad que no fuera la que ya disfrutaba. Sin embargo, Robert llamó dos semanas después, me contó lo que estaban haciendo y que lo que pasaría en los próximos años en el mundo de la automatizacion iba a ser un punto de inflexión para la industria. Navis tenía grandes planes al respecto, como crear un departamento especializado en su central de  Oakland, en la Bahia de San Francisco. Me peguntó si estaría interesado en explorar nuevas oportunidades con Navis. Le conté nuestra situación personal y le dije que volvería a llamarle la semana siguiente, tras hablarlo con Rosa, mi mujer. Nos pareció interesante escucharlo, Robert tenia la mirada de Maribel, Fernando, Antonio, Juan…esa que te hace creer en lo que te están contando e imaginar lo que podrías aportar. Hablamos durante meses, más que la oportunidad profesional, me interesaba que Navis definiera qué esperaba de dicho departamento y de mi participación en concreto.

Tuvimos nuestro bebé el 30 de Mayo de 2011, y tras aquella explosión de sentimientos, Rosa y yo marchamos a la entrevista en San Francisco, en Julio de 2011.

Tuve un día completo de entrevistas. Lo que ví me gustó. La cultura de Silicon Valley metida a fuego y la filosofía de una empresa de desarrollo de software especializada, ingenieros que rezumaban sabiduría técnica y marítima, y que llevaban más de 20 años trabajando juntos y el horizonte de Navis para captar los proyectos más grandes llevados a cabo en automatizacion no conocidos hasta ahora. Definieron bien lo que querían de mí, y me convenció la idea de mezclar mi conocimiento teórico con el práctico de llevar 12 años trabajando en puertos, y lo que en los últimos tres años había conseguido aprender sobre operaciones y la implementacion de un proyecto de terminal de contendores. Era como si de nuevo la casualidad me pusiera delante justo lo que buscaba, y aunque no sabía de donde venía esta suerte, decidimos dar el salto, empezar una nueva vida en América y criar a nuestro hijo al otro lado del Océano.

Solicité tiempo para poder terminar mi misión en TTIA, tal y como yo entendía que teníamos que hacerlo, consolidé la reorganización y plan de formación  del personal y el ‘hand-over’ al equipo que yo había iniciado, e incluso el esbozo del diseño del futuro de la terminal de contendores y los principios que un proyecto debería establecer para el desarrollo de una posible expansión incorporando todo lo que, mientras estábamos inmersos en él, estaba pasando en el mundo de la automatización el respecto de máquinas, sistemas y software.

Y así, un 1 de diciembre de 2011, empece a trabajar para Navis.

No pasa un día que no recuerde a mis amigos y compañeros en Algeciras, un equipo y un proyecto increíbles que siguen adelante bien fuertes y consolidando todo aquello con lo que nacimos.

Pues… ¡otro tsunami de repente! Navis empezaba a confirmar proyectos en Long Beach, Londres, Rotterdam… los más grandes jamás llevados a cabo: viajé duranate meses para completar mas de 100,000 millas de vuelo en 9 meses. Con un equipo de unas 40 personas dedicadas pero una organización completamente horizontal y de comunicación continua, que reune a unos 120 personas, trabajamos en el diseño de la metodología, las especificaciones, diseño técnico, prototipos, planes de emulación y testeo, configuración…Trabajando en áreas de gran interés y un desafío intelectual grande para mí, que va desde:

  • Poder participar de primera mano desde la germinacion de Proyectos como Long Beach, Rotterdam, Londres, Brisbane, Sidney, L.A., u optimizaciones en proyectos existentes como Euromax, Antwerp, Abu Dabhi, Busan, Brisbane.
  • La participación en el diseño de nuevos algoritmos de Optimizacion e Investigacion Operativa, y colaboraciones academicas como con el profesor Phil Kamiski del Departamento de Operations research de Berkeley.
  • La especificación de las soluciones que daran cabida a nuevos equipos automaticos como los Lift AGV, los AutoShuttles o ASC y la tecnología asociada al posicionamiento, routing y asignación de órdenes de trabajo.
  • Desarrollo de ideas y herramientas que cambiarán el modo en que los usuarios se enfrentan a la Automatización, y a la gestioón de colas de trabajo, control de procesos y manejo de excepciones.
  • La participación en ejercicios de Simulation y emulación para analizar y testear todos estos conceptos y arquitecturas por primera vez, con proveedores como TBA, Inform, FlexSim.

Termino como empecé…disfruto de una vida sentida y alegre, y eso es una suerte grande que comparto con los míos, y, en este punto final, no puedo sino acordarme de la razón ultima de mi existencia, mi familia y mi sangre, y en particular mi mujer Rosa y mi hijo Oscar v2.0. Toda esta ilusión os podéis imaginar que tiene momentos duros, de madrugadas trabajando y estar a miles de kilometros de su lado sin poder contarles que todo lo que hago es por y para ellos, y que mi prioridad primera y última es hacerles felices por siempre, y devolverles todo el amor que ellos me regalan cada momento, y sin el cual nada de esto y de lo que queda por venir tendría sentido ninguno…

Un abrazo a todos, debajo tenéis mi dirección en caso de que cualquiera de vosotros quiera compartir ideas o inquietudes, será un honor hacerlo.

Óscar Pernía

pernia.oscar@gmail.com