¿Por qué si giramos el móvil seguimos viendolo al derecho?: Acelerómetros

Cada vez es más habitual que, tanto videoconsolas cómo teléfonos móviles, nos permitan interactuar con ellos a través de nuestro propio movimiento. Esta opción hace más interactivos los dispositivos, aunque siempre debemos tener cuidado de no darle a una lámpara o jarrón llevados por la emoción!!

Usando una aplicación que me descargué hace tiempo en el móvil, me di cuenta de la precisión que podía llegar a tener estos dispositivos,

¿Cómo es posible que un aparato se dé cuenta de que está recto o inclinado torcido? es más, ¿Cómo es posible que, estando recto, note que estoy en el autobús con sus correspondientes zarandeos?

Estas preguntas me hicieron sentir curiosidad y buscar algunas respuestas, como por ejemplo: ¿Qué permite medir la inclinación en un aparato y/o las fuerzas (de aceleración) que se ejercen sobre él? El acelerómetro.

Ok, ya sabemos cómo se llama;, ahora vamos a ver qué es, cómo funciona, algunos tipos y… ya veremos si acabamos sacando algo más 😉

Bueno, un acelerómetro, como ya hemos dicho, es un aparato capaz de medir aceleraciones. Hay que tener en cuenta que, si dejamos caer el objeto con el acelerómetro, este medirá durante la caida un valor de cero, esto es porque, al estar en caida libre, el aire empuja hacia arriba con una fuerza igual a la del peso del objeto. Por eso a mayor aceleración, mayor fuerza opuesta, por lo tanto el peso se mantiene en cero.

Existen distintos tipos de acelerómetros, no se inventaron con los teléfonos ni con las consolas. El acelerómetro piezoeléctrico por compresión, por ejemplo, funciona de forma que, cuando se comprime una pieza cristalina piezoeléctrica, se produce una carga eléctrica proporcional a la fuerza aplicada.

Otro ejemplo sería el acelerómetro de efecto Hall que, gracias a un imán y a un sensor de efecto hall, es capaz de detectar cambios en el campo magnético.

Y más ejemplos que podría poner, como el acelerómetro de condensador que es capaz de medir el cambio de la capacidad eléctrica de un condensador.

Pero volvamos a la pregunta que originó el post… ¿Cómo se llevan esos acelerómetros a un smartphone o consola?

Un acelerómetro de los clásicos dentro de un smartphone sería un engorro por temas de espacio, por lo que se consiguió meter en un único chip de silicio un acelerómetro de 3 ejes (X, Y y Z) con su correspondiente parte electrónica capaz de procesar las señales.

Este tipo de acelerómetros usan una tecnología llamada MEMS y están basados en el traspaso térmico. Estos dispositivos miden la transferencia de calor causada por la aceleración. Gracias a que la masa de prueba en el diseño de estos acelerómetros son moléculas de gas, las partes mecánicas se pueden eliminar aligerando así su peso y su tamaño.

En el caso de las consolas, el mando tiene , además, un transmisor para enviar estas señales a la máquina que ya se encargará de hacer el movimiento correspondiente en el juego.

Sin embargo, no todas las aplicaciones de esta tecnología pertenecen al ocio: ya existen ordenadores portátiles que los llevan dentro por un motivo bien distinto: por seguridad.

Estos elementos, capaces de detectar la caída libre en todas las direcciónes, levantan el cabezal lector del disco duro reduciendo así la posibilidad de dañarlo. Cuando el equipo vuelve a una posición estable, este cabezal retorna a su posición original.

Si queréis usar los acelerómetros de vuestros portátiles (OJO, no todos los portátiles los tienen), podéis buscar alguna aplicación que  os permita acceder o usar sus datos, hay desde aplicaciones que cumplen la función de una estación de seísmos hasta las que llenan la pantalla de agua que diriges inclinándolo.
Atentos al vídeo:
Espero que os haya gustado el post o que, al menos, os haya resultado curioso
¡Nos vemos en el próximo!
Anuncios

Desnudando a… (Marzo)

 … KEKA SÁNCHEZ

 @kekasanchez

Simplifica tanto ese concepto que otros enrevesan que, en su perfil de Twitter, dice: “Vamos, que te llevo las redes” J

Emprendedora en el sector servicios, a comienzos del año 2000 posicionó su negocio en directorios, blogs y redes. Su inquietud por las emergentes plataformas de la Web 2.0 la llevaron a encauzar hacia ellas su vida profesional, siendo una de las primeras mujeres en España dedicadas a social media.

Su blog es kekasanchez.es

 
 Keka nos cuenta:

A todos los negocios les puede resultar útil estar en la red, se trate de una empresa de telecomunicaciones o de una pastelería.

Internet siempre suma si se sabe utilizar como herramienta para aumentar la competitividad y la eficiencia de nuestros productos o servicios

Poder tratar de cerca con el cliente mejora nuestra reputación y, sin duda, afectará a nuestra marca positivamente si sabes escuchar e interactuar.

Hay negocios que están casi exclusivamente en Internet, pero que necesitan de un mínimo soporte ajeno a lo digital para la atención al cliente, como por ejemplo un teléfono y una dirección física.

Sin embargo, otras empresas que, aunque tengan como soporte y canal principal el mundo físico, podemos poner el ejemplo de una panadería de barrio, pueden beneficiarse de la red. Imagina twittear las horas a las que sale el pan recién hecho 🙂

Actualmente imparto cursos sobre estrategias de comunicación y liderazgo en redes sociales a instituciones públicas y privadas e instruyo a estudiantes, profesionales, empresarios y personajes públicos en el manejo del mundo 2.0.

Soy docente en la Escuela de Liderazgo y Comunicación de la Universidad de Málaga, imparto también el Curso de Especialización en Comunicación 2.0 y Redes Sociales de la Universidad de Huelva, el curso de Social Media de la Universidad de Granada y el diario Ideal y la Escuela de Liderazgo y Comunicación de la Universidad Pontificia Comillas (Icade).

Los factores que considero cruciales a la hora de “publicitarte” o “venderte” a las empresas en la red son, en primer lugar, imagen de marca, trasladar todo lo que tenemos claro que deben saber de nosotros en la vida real a la vida digital; en segundo lugar, otro factor importante es saber escuchar. Si no, esto de las redes no tiene mucho sentido.

Keka Sánchez

Desnudando a…

…VICTORIA CABRERA

@victoriacabrera

Se define en Redes Sociales como Periodista, emprendedora y al final, empresaria.

Le interesa todo aquello que tenga relación con Comunicación, Tecnología, Innovación, Internet… Desde hace 14 años al frente de Cibersur, la polifacética Victoria, que dirige la agencia de Comunicación y Productora Audioviosual  CPS, ha sabido aunar las dos tendencias por las que se rige la sociedad actual, Comunicación y Tecnología, y en 2001 recibió el Premio Andalucía de Periodismo en modalidad Internet. En el 2011,los premios ASI y el mismo año obtuvo el AEFOL a la trayectoria de medio especializado TIC.

 
 Victoria nos cuenta su experiencia:

Ante todo me considero una persona emprendedora, no sólo en el apartado profesional,  sino en todas las parcelas de mi vida. Quizás ese sea uno de mis rasgos característicos.

Desde muy joven he formado parte de proyectos interesantes y, en casi todos, me he implicado tanto que, finalmente, siempre he tenido alguna responsabilidad.

En los últimos años, esa responsabilidad creció con la puesta en marcha de la empresa. De todos modos,  y en la medida de lo posible, intento equilibrar mis responsabilidades profesionales con mi familia, que es el auténtico motor de mi vida.

Está feo que lo diga yo misma 😉 pero creo que el éxito reside en trabajar con perseverancia y capacidad para gestionar grupos de personas muy diferentes, así como una organización exhaustiva del día a día.

“La organización es la clave”

CPS es de las pocas empresas de Comunicación certificadas con el sello de calidad AENOR en todas sus áreas. Eso habla mucho de la organización de la empresa y de cómo trabajamos en cada área. Quien ha emprendido el camino de la calidad, sabe de lo que hablo…

Las tres áreas de la empresa son Comunicación, Producción y Formación. Están muy relacionadas entre sí, ya que intentamos desde el principio que existan sinergias internas que beneficien nuestra actividad. Somos una organización muy horizontal.

Creo más en el trabajo que en la varita mágica de las redes sociales. Las redes sociales son un fenómeno maravilloso que debe servir para amplificar el trabajo o lo que pueden decir personas versadas en determinados temas. Hablo obviamente del fenómeno del Social Media aplicado a la Comunicación. Creo en el periodista de carrera, por supuesto, y creo que cualquier persona o usuario puede escribir sobre temas interesantes y sobre los que se encuentre especializado. Hay que saber buscar y encontrar las fuentes de Social Media que a uno le llenan.

La situación actual de los medios que podemos considerar como tradicionales dentro de mi sector se encuentran en proceso de cambios y adaptación. ¿Quién no está mal ahora? Nos encontramos dentro de un círculo vicioso en economía donde nadie se salva. Pese a todo, me levanto cada mañana con optimismo y con todas las ganas de darle la vuelta a la situación. Para eso estamos:

 

Siempre en movimiento. Sin miedo a los cambios. El cambio es la única constante que nos acompaña durante toda nuestra vida 🙂 #soyPeriodista

Soy una mujer que trabaja cada día por mejorar esta situación tan complicada que nos ha tocado vivir, además dentro de un sector muy tocado. No tengo mucho tiempo para más. Tengo salud y una gran familia. No puedo quejarme 😉

 Victoria Cabrera