Desnudando a… (Julio)

… IGNACIO CONEJO MORENO

@ignacio_conejo

De Vélez, Málaga. Tras desarrollar un negocio familiar  (Finca La Pañoleta), ha redirigido su trayectoria profesional hacia el desarrollo de actividades relacionadas con el Marketing en Redes Sociales, aquello que le apasiona. Participante activo de #MarketerosNocturnos, tiene una visión del marketing enfocada en la transparencia, a proporcionar un servicio de valor al cliente y a generar resultados medibles a largo plazo.

Dinámico en su blog, más dinámico aún en twitter. Si buscas acción en forma de hashtag, buscas a Ignacio Conejo.

 
 Ignacio nos cuenta:

Prefiero escuchar las opiniones que otros puedan tener sobre mí, antes que darla yo mismo, porque la mía es mucho mas subjetiva y personal, y por ello muy sesgada; Si tuviera que describirme a mí mismo, diría que soy una persona positiva.

Soy un novato de 42 años, reciclado tras más de una década dedicado al mundo financiero empresarial; cargado, como todos, de éxitos y fracasos, decidí hace algo mas de un año salirme de mi “zona de confort” para buscar algo que me ofreciera unas mayores oportunidades de crecimiento personal.

Comencé por lo que mas familiar me resultaba, y es el diseño de una estructura económica empresarial alrededor de la finca de mi familia, la Finca La Pañoleta; un proyecto que no prosperó, pero del que aprendí mucho: con un estudio de mercado que ofrecía perspectivas bastante propicias, un diseño estructural cuantificado y valorado, bien medido, con desarrollo planificado en varias etapas, buena ubicación geográfica, expectativas creadas en la clientela de la zona, … . Y sin embargo, aquí se demostró que el emprendedor debe estar preparado para todo, porque muchas veces, las razones para no conseguir el éxito, no salen en los libros.

Desde mi punto de vista, fue un No-Éxito, no un Fracaso; la palabra fracaso tiene una connotación negativa que excluiría sin lugar a dudas lo que obtuve:

1- Contactos; y de los buenos.

2- Resonancia personal, tanto en mi ámbito de actuación geográfico, como en Redes Sociales.

3- Habilidades; organizativas, comerciales, de negociación, pero sobre todo (y muy agradecido estoy por ello), el aprendizaje de herramientas para dedicarme profesionalmente al mundo de las Redes Sociales y al Marketing en ellas.

4- Muchas, muchas, pero muchas ganas de seguir aprendiendo y explorando este vasto camino de las Redes Sociales.

No creo en el negocio digital como alternativa al modelo tradicional, no creo que sean modelos de negocio distintos; el modelo de negocio tradicional se apoya en los medios digitales, cada vez mas, y los “negocios digitales” no son sino una evolución de los negocios tradicionales.

Hay que tener en cuenta que, independientemente de los medios que se utilicen para el desarrollo del negocio, online u offline, todos tienen una base común, que es la que realmente da sustancia a la idea de “negocio”: Establecer una organización económica, con medios materiales y humanos, con el objetivo de obtener unos beneficios, económicos en particular y de reputación, prestigio, sociales, etcétera, en general.

Partiendo de este convencimiento, resulta mucho mas fácil comprender la interrelación entre el off y el on, la necesidad y complementariedad del uno para con el otro.

Cosa muy distinta es que haya modelos puntuales de negocio que se desarrollen mayoritariamente en el mundo online, sin apenas exteriorizar su contacto con el offline, y a la inversa. Pero no creo que haya que preguntarle a un desarrollador de aplicaciones si remuneración la cobra en dinero virtual, o si trabaja o no en un PC físico, o no; igual que no hay que preguntar a un barman si los refrescos que sirve los manda por Twitter a los TL de los clientes.

¿Qué considero mas importante a la hora de vender en la Red?

 Creo tenerlo bastante claro y no equivocarme, al menos demasiado:

1- Estrategia: Siempre y por encima de todo, estrategia. Actuar sin una estrategia, es como ir en barco sin rumbo definido; no está mal desviarte un poco para hacer escala y visitar Doñana, pero tienes que tener claro que tu destino final es el Cabo de Gata, y tienes que llegar a el en una fecha determinada.

2- Contenidos: y esto, con moda o sin ella, no es nada nuevo: Si quieres vender, tienes que ofrecer algo que valga la pena. Si se trata de tu producto, estupendo; pero si lo que estás es ofreciendo cosas interesantes a tu Comunidad (sea cual sea), también estas haciendo lo correcto.

Porque no eres el centro del Universo, lo es tu Comunidad, te debes a ella; siempre y cuando, por supuesto, quieras que siga estando contigo.

3- Dinamismo, capacidad de adaptación y de aprendizaje: porque, afortunadamente, este nuestro Medio exige una evolución constante, buena dosis de autocrítica, y la necesidad de superarte a tí mismo cada día. Y es precisamente eso lo que te da oportunidades de crecimiento profesional, además de hacerlo tan divertido.

4- Honestidad. En los aciertos y en los errores.

En los aciertos, porque con toda seguridad tu acierto se lo debes a algo o a alguien, en mayor o menor medida: Al bloguero que escribió el post que te ha venido como anillo al dedo, o a la asociación que con tanto esmero se ha dedicado a promocionar tu zona geográfica o defender los intereses de los comercios de la zona, y así un largo etcétera.

En los fracasos, porque equivocarse es humano, y las personas que nos dedicamos a Social Media somos eso, humanos: Asumiendo los errores, con unas disculpas públicas y en el lenguaje adecuado a la situación, demostramos nuestra validez como interlocutores adecuados para nuestra Comunidad; y si nuestra Comunidad es real y está bien construida, aceptará nuestras disculpas, con o sin revuelo, pero lo hará.

Mas aún, y desde mi punto de vista exclusivamente personal: aquella persona de la cual no pueda obtener el “perdón” por un error humano cometido sin mala intención, es aquella de la cual mas gustoso recibiría un unfollow: Porque me estaría demostrando su falta de humanidad.

Dicho esto, cabe decir que la Reputación Digital se construye a sí misma; siempre y cuando estés tu detrás para irla guiando, o fomentando, y demostrando si es cierto que vales para ello. Es, en gran medida, un proceso de prueba y error.

Es, además, un concepto difícil de entender y de valorar: ¿tienes buena reputación porque publicas mucho, constantemente y midiendo las horas de publicación en según que Redes con estadísticas en la mano?; ¿o la tienes porque los contenidos que compartes son interesantes y gustan a las personas o entidades que conforman tu entidad?. Creo que la prueba de fuego, para una reputación online, sería dejar de publicar durante un tiempo, y ver si a la vuelta de tus “vacaciones” virtuales, tu Comunidad te sigue teniendo en cuenta, o no; pero, claro, ninguno queremos arriesgarnos a perder aquello que tanto tiempo y trabajo nos ha costado construir, ¿no es así?

Para medir la reputación, existen diferentes herramientas, la mas conocida de las cuales es Klout; yo, personalmente, no les doy mucha importancia: Mi forma de ver las cosas, o de gestionar mi presencia en las Redes Sociales, me lleva a decir lo que pienso, y a intentar aportar aquello que considero útil a las Comunidades que tengo, tanto las personales, como las que desarrollo a nivel profesional. Si lo hago bien, se que mi reputación subirá, y si lo hago mal, bajará; así que me esfuerzo en hacerlo lo mejor que puedo, y ya está.

Se que mi forma de ver las cosas es algo sui géneris, y no porque me lo hayan dicho (que lo han hecho), sino porque busco siempre ver las cosas desde una perspectiva diferente. Esa manera peculiar de ver las cosas, tal vez me diferencie un poco de la enorme mayoría de usuarios, pero en un mundillo tan enorme como son las Redes, siempre encontrarás montones de personas con un perfil similar al tuyo. Lo cual no significa que no te puedas diferenciar dándole un toque personal, al contrario, ese toque es fundamental para demostrar que eres una persona.

Si tuviera que indicar 5 aspectos que me pudieran diferenciar, serían:

– Mi enfoque de las cosas y mi manera de expresar mis opiniones.

– Tengo buena capacidad de análisis para diferenciar entre buenos y malos contenidos, y para leer entre líneas.

– Soy bastante proactivo, estoy siempre dispuesto a entrar en foros en los que considere que el contenido es interesante: la curiosidad me pierde.

– No me asusta equivocarme; si tengo que disculparme por un tweet desafortunado, lo hago, y bien. Y si me equivoco en una estrategia, o en un planteamiento, lo analizo, veo en qué me he equivocado, y procuro aprender del error.

– Me encanta lo que hago: Y la experiencia me ha enseñado, muy clarito, que el dedicarte a hacer algo que te apasiona y entusiasma, no tiene precio.

Pertenezco a la comunidad de #MarketerosNocturnos, donde estoy 3 días en semana, lunes, martes y jueves, durante una hora tuiteando sobre el tema del día; para mí, el descubrimiento de esta Comunidad, ha sido una auténtica maravilla, por la profundidad que aportan los miembros de la misma, y la espontaneidad y nivel de interacción que permite Twitter. Cada sesión es un Master. Sin embargo, quien conozca la Comunidad se extrañará de que sólamente asista a 3 de las reuniones semanales, y es que los miércoles por la noche los tengo reservados a una serie de tertulias sobre emprendimiento y Marketing de las que soy tertuliano habitual, a través de hangouts de Google +, desde hace poco mas de un mes.

No es sencillo llevar varias agendas, no ya siquiera porque sean agendas estrictas, sino porque a menudo es difícil sacarle mas horas al día. La ventaja de no depender de nadie, es que nadie te impone su ritmo y sus horarios, pero los que tu mismo te impones suelen ser aún mas exigentes.

Así pues, no es raro encontrarme a las tantas de la noche preparando un informe, generando una estrategia para promocionar un evento, o diseñando un anuncio; pero, como dice el dicho, “quien algo quiere, algo le cuesta”. Ahora mismo estoy comenzando con una nueva etapa laboral y profesional, una con muy buenas perspectivas y que me entusiasma, por su dinamismo, por el tipo de personas que conozco y tengo la suerte de interactuar y colaborar, su potencial y su diversidad:

Actualmente, trabajo y/o colaboro con entidades del sector agroalimentario, deportivo, educativo, comercios minoristas, … . Además de colaborar en la organización y realización de eventos como #ActitudSocial, el que es sin duda el evento más importante relacionado con el Marketing y las Redes Sociales de Málaga y uno de los mas reconocidos de España, entre otros.

Y, además de todo esto, tengo tiempo para mi familia, amigos, aficiones, … . ¿Se puede pedir mas?”

Ignacio Conejo

Anuncios

Desnudando a… (Junio)

SERGIO REVUELTO

@SRevuel

Sergio Revuelto Rey. Ingeniero de Telecomunicaciones que hace algunos años decidió cambiar su Madrid natal por Sevilla, donde, al igual que hacía para Vodafone, se preocupa por sus clientes, esta vez los más de 20.000 trabajadores de la multinacional en la que trabaja, pues dirige el Dpto. de Servicios Consumo en SIMOSA IT, la empresa de Abengoa que presta los servicios de IT a todas las empresas del grupo.

 Su filosofía es la preocupación por las personas, la optimización de su equipo y el crecimiento del sector TIC.

 Algunas de sus pasiones: viajar, el golf, la buena mesa y, por encima de todo y como refleja su perfil en Facebook, su familia.

 
Sergio nos cuenta:Soy alguien que empezó en el mundo de la IT por descarte pero que ahora está en él por convicción.

Cuando elegí como carrera universitaria Ingeniería de Telecomunicación lo hice pensando en que era algo que tenía muchas salidas, pero no fue por vocación. De hecho, no me considero alguien especialmente técnico. Finalicé la carrera en la época donde se desinfló la burbuja de las .com y el trabajo “de Teleco” brillaba por su ausencia. Así que, por el camino, acabé trabajando en una ingeniería de instalaciones y en una empresa del sector de la construcción, hasta que pude volver al sector en Vodafone, con un bagaje ya hecho en ventas y utilizando esa experiencia en otros sectores radicalmente diferentes.

En mi paso por estas empresas me empapé de la orientación al cliente y el enfoque de servicio, aprendí a traducir las necesidades de negocio en soluciones que de verdad aporten valor para aquel a quien van dirigidas. Eso, y la cultura del esfuerzo.

“Yo soy de los que espera que llegue la inspiración mientras está trabajando.”

Aunque a priori pueda parecer complicado, fue un paso sencillo trabajar para cliente final frente a esta nueva etapa en SIMOSA IT. Trabajar para otras empresas del grupo es lo mismo que hacerlo para empresas externas. Aplico los mismos criterios de exigencia, y, aunque teóricamente la relación deba ser más directa y fluida, el lenguaje que utilizamos es el mismo: valor, velocidad y excelencia en la ejecución, soluciones y no tecnología, etc.

Mis inicios en Abengoa fueron difíciles, porque me tocó compatibilizar un cambio de trabajo de un calado importante estando en mitad de la realización del e-MBA del Instituto Internacional San Telmo, por lo que las jornadas hasta que tuve la sensación de tener el control de la situación… ¡eran eternas! Por lo demás, la adaptación fue muy sencilla. El equipo profesional y humano es excelente e hicieron de mi adaptación un proceso sencillo.

Heredé un equipo al incorporarme, que posteriormente he ido remodelando y retocando. Lo que espero de ellos, fundamentalmente, es proactividad, capacidad de comunicación y orientación hacia la prestación del servicio. He buscado casi más un perfil personal complementado con los conocimientos necesarios que específicamente un currículum.

El aspecto más importante cuando trabajas en IT es, en paralelo a lo comentado antes, es la vocación de servicio. Es difícil tangibilizar una prestación de este tipo. El camino pasa por entender al detalle el negocio de tus clientes. Sin eso es imposible que de verdad puedas entender lo que aportas a su negocio en términos de rentabilidad, retorno de inversión, etc.

Conozco a muchas de las personas que gestionan la IT en las principales empresas de Sevilla y a algunas de empresas de Andalucía, y creo que hay bastante talento y capacidad. Sigue faltando cierta vocación en los CEOs para poder entender lo que la IT puede aportar al negocio, no solo como herramienta sino como vehículo de potenciación y como herramienta para dotar de nuevos canales y mayor productividad, especialmente en estos tiempos. En las áreas de IT diría de la situación actual que hay más ganas de hacer cosas que las que los presupuestos permiten.

Y, como en la mayoría de ámbitos actuales, somos gente con capacidad creativa e innovadora, sobre todo contando en muchas ocasiones con escasos recursos, pero con carencias en cuanto a cómo transmitimos los mensajes y cómo conseguimos involucrar a compradores, CEOs e incluso clientes. En muchas ocasiones no nos alineamos con el negocio ni conseguimos que el negocio se apalanque en nosotros.

Para que lo anterior ocurra, es necesaria una postura de escucha. Hace poco me dijeron que esto último se me da bien. No estoy muy seguro, porque tengo cierta tendencia a hablar, y, además, a hacerlo deprisa. Creo que sobre todo me gusta mucho lo que hago y soy capaz de contagiar mi pasión e involucrar a las personas en mi proyecto.

Me encuentro muy satisfecho con el trabajo que estoy haciendo, especialmente por las posibilidades de trabajar en geografías muy diferentes y el aprendizaje que esto te proporciona. Mi estado es de continua inquietud, creo que uno nunca termina de aprender. Actualmente quiero completar mis certificaciones en ITIL con nuevos procesos, y me apetecería mucho pasar una temporada trabajando fuera de España.

Sergio Revuelto

A un tweet (…tweets destacados de la semana)

¡A comenzar la semana con  A un tweet!  U listado de los tweets destacados de la última semana, aquellos que bien por su contenido, por su difusión o por su relevancia, queremos destacar.

@edans

La colaboración no es una tecnología, es un comportamiento | http://edans.es/20033 

@Talaentia

Prácticas de Gestión de Personas para la construcción de una Cultura de Colaboración http://wp.me/p2OUMV-VJ  #RRHH

@hugomorenomv3

Redes sociales corporativas: un nuevo paradigma de colaboración http://bit.ly/15kZ9M1  #comunicacion

A un tip de las TIC

Desnudando a…(Abril)

 … ARROIN80

 @arroin80

Tradicionalmente, si queremos adquirir un producto (o un servicio), nos dejábamos aconsejar por los propios vendedores, o por conocidos que hubieran tenido una experiencia previa.

Con la revolución de la información digital y las Fan Page, esto ha cambiado. Os presento a una de las precursoras de esta nueva tendencia de “recomendación digital” dentro del sector de belleza y maquillaje, arroin80, video-blogger y “youtuber” a la cual miles de chicas de todo el mundo siguen a diario.

 Cercanía, sinceridad y mucha dedicación son algunos de los ingredientes que la han llevado a tener casi 5 millones de reproducciones en su canal de youtube.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Soy Arro. Valenciana, administrativa, blogger y youtuber. Nunca he estudiado nada relacionado con el mundo de la cosmética, aunque desde siempre me he movido por redes sociales y “Fan Pages” de un montón de marcas para informarme mejor de sus productos. Durante años consultaba el “Ciao!” antes de hacer mis compras y, finalmente, di el paso para ser una más en este mundo de la belleza digital REAL.

Si no estás en internet, existes, pero es posible que no sobrevivas demasiado. Cualquier empresa necesita “existir” en un buscador al menos. Nosotros mismos nos dirigimos al ordenador en búsqueda de cualquier tipo de información para nuestro día a día; desde el teléfono de un restaurante chino hasta un remedio casero para una picadura de mosquito.

Internet nos acerca a cualquier lado. No hace falta saberlo todo; lo sabe Google.

Considero fundamental la dedicación y sinceridad. Tener muy claro que no vas a gustar a todo el mundo debes saber encajarlo cordial y educadamente cada día. Con constancia, tu notoriedad crece y, si además  eres sincera, y estás relajada, los demás lo perciben.

Ser “conocida” tiene ventajas e inconvenientes. Lo mejor de todo esto ha sido poder estar en contacto con tantísima gente con los mismos intereses que yo. Hay veces que prefiero pasar un rato con l@s chic@s en Facebook o en alguna red social que charlar con algún amigo que esté físicamente cerca. Suena freak, pero así es. Las aficionen unen mucho.

Sinceramente, no creo que esté haciendo nada diferente ni nada nuevo. Tampoco me esfuerzo por querer desmarcarme o por querer ser distinta a mis compañeras. Mis compañeras son como yo, chicas a las que les apasiona este mundo. Algo que me caracteriza quizás a mí (y a otras chicas) es que tengo los pies en el suelo y en todo momento valoro la importancia de las personas que forman parte de mis espacios digitales. Y para seguir teniendo a esa gente cerca, hay que ser como eres. Nunca me disfrazo, ni actúo. Soy como soy en los vídeos, sin más. Hay que saber dar las gracias.

Es muy importante que las blogger ó video-bloggers no tituladas o especializadas en ningún campo profesional de estos temas, tengamos siempre presente que no estamos para sustituir a un profesional en ningún caso. Puedo opinar sobre un producto, pero has de ser tú mismo el que conozca tus propias condiciones para saber si puede ser adecuado ó perjudicial para ti mismo.

Estar presente en las redes sociales es algo que, si te gusta lo que haces, no puedes evitar. Cualquier cosa que descubro, que huelo y me gusta, que me parece un hallago… cualquier cosa deseo anunciarla por las redes a cualquier hora. Afortunadamente, no tengo queja alguna con la compatibilidad de todo eso con mi trabajo. Tengo mucha suerte en ese aspecto. Mi móvil es una prolongación de mi brazo.

Intento organizarme cada día y nunca llego a todo lo que quiero. Trabajo, llevo una casa, un blog y un video-blog. Siempre llevo la lengua fuera, pero lo hago con tantísima ilusión, que me encantaría que el día tuviese más horas para invertirlas todas igualmente en mis actividades.

No tengo ningún objetivo marcado en cuanto a número de seguidores o la rentabilidad de mi dedicación. No quiero convertir esto es una carrera conmigo misma. Quiero disfrutarlo como hasta ahora y no cambiar la esencia de mi canal.

Ha habido varias experiencias que se me han metido muy dentro del corazón. Una de mis seguidoras ha terminado siendo otra blogger y video-blogger (y fantástica) española:  Porporaporpita. Poder conocer a alguien así es especial.

Otro caso que me emocionó muchísimo fue una seguidora del canal que me escribió semanas antes de una operación muy complicada. Semanas después, me volvió a escribir para contarme que se estaba recuperando de la operación y que estaba guardando reposo. Aprovechó para prácticamente memorizarse mis vídeos. Es algo mágico que alguien te considere tan importante en su vida (sin conocerte) en momentos tan delicados.

Empecé sin expectativas, sin metas… sólo tenía ilusión y muchas ganas. Lo mismo que ahora, años después. El blog y el canal han crecido muchísimo pero para mí sigue siendo como una mesa en la que nos sentamos unas amigas para tomarnos un café y hablar de nuestras cosas y experiencias. Es como debes tomarte todo esto.

Arroin80

Desnudando a… (Marzo)

 … KEKA SÁNCHEZ

 @kekasanchez

Simplifica tanto ese concepto que otros enrevesan que, en su perfil de Twitter, dice: “Vamos, que te llevo las redes” J

Emprendedora en el sector servicios, a comienzos del año 2000 posicionó su negocio en directorios, blogs y redes. Su inquietud por las emergentes plataformas de la Web 2.0 la llevaron a encauzar hacia ellas su vida profesional, siendo una de las primeras mujeres en España dedicadas a social media.

Su blog es kekasanchez.es

 
 Keka nos cuenta:

A todos los negocios les puede resultar útil estar en la red, se trate de una empresa de telecomunicaciones o de una pastelería.

Internet siempre suma si se sabe utilizar como herramienta para aumentar la competitividad y la eficiencia de nuestros productos o servicios

Poder tratar de cerca con el cliente mejora nuestra reputación y, sin duda, afectará a nuestra marca positivamente si sabes escuchar e interactuar.

Hay negocios que están casi exclusivamente en Internet, pero que necesitan de un mínimo soporte ajeno a lo digital para la atención al cliente, como por ejemplo un teléfono y una dirección física.

Sin embargo, otras empresas que, aunque tengan como soporte y canal principal el mundo físico, podemos poner el ejemplo de una panadería de barrio, pueden beneficiarse de la red. Imagina twittear las horas a las que sale el pan recién hecho 🙂

Actualmente imparto cursos sobre estrategias de comunicación y liderazgo en redes sociales a instituciones públicas y privadas e instruyo a estudiantes, profesionales, empresarios y personajes públicos en el manejo del mundo 2.0.

Soy docente en la Escuela de Liderazgo y Comunicación de la Universidad de Málaga, imparto también el Curso de Especialización en Comunicación 2.0 y Redes Sociales de la Universidad de Huelva, el curso de Social Media de la Universidad de Granada y el diario Ideal y la Escuela de Liderazgo y Comunicación de la Universidad Pontificia Comillas (Icade).

Los factores que considero cruciales a la hora de “publicitarte” o “venderte” a las empresas en la red son, en primer lugar, imagen de marca, trasladar todo lo que tenemos claro que deben saber de nosotros en la vida real a la vida digital; en segundo lugar, otro factor importante es saber escuchar. Si no, esto de las redes no tiene mucho sentido.

Keka Sánchez

Desnudando a… (FEBRERO)

Julián Hernández Ranz, licenciado en Humanidades y dedicado a partes iguales a la tecnología y la gestión de clientes.

Brillante en sus exposiciones online, promotor de negocios digitales y, por encima de todo, un competidor extremo que hasta ahora ha centrado su energía en el pádel.

Me llamo Julián Hernández Ranz, soy natural de Mérida y licenciado en Humanidades por la Universidad de Extremadura. Orienté y completé mis estudios académicos con una formación en RRHH y en finanzas. En la actualidad y desde hace ya cinco años trabajo para una entidad bancaria.

Por otro lado, hace un par de años emprendí un proyecto paralelo que nada tiene que ver con mi profesión laboral. Creé un blog personal (http://avioncito24.com/) donde contaba historias, algunas muy malas y otras aun peores, sorprendentemente hubo gente a la que le gustó. Cuando empecé con aquello mi relación con el mundo de la tecnología era nulo pero con ayuda de gente cercana (siendo terriblemente insistente y pesado) conseguí más menos dominar el blog.

Los comienzos fueron duros pero ilusionantes, alojé el blog en Blogspot y me resultaba extraño el poco flujo de visitas que tenía cosa que me hizo plantearme dejar aquello. Pero no lo hice, continué, incrementé mis post hasta regularizar mis publicaciones a una diaria cosa que provocó un pequeño incrementó en las visitas. El empujón definitivo fue cuando comencé a apoyarme en las redes sociales y entonces todo cambió. Las visitas fueron incrementándose poco a poco, un día me leían diez personas y a la semana siguiente eran cincuenta y así hasta las hasta más de trescientas, había días que superaban las cuatrocientas visitas diarias. Todo dependía de quien compartiese la publicación aquel día o que la persona adecuada le diera a “me gusta” en Facebook. De hecho pensaba que  el contador se había estropeado.

El incremento de la difusión y el número de visitas sin duda alimentaba mis ganas de seguir escribiendo y escribiendo, además (esto va a sonar chovinista) se daba el hecho de que mucha gente me comentaba lo que le había gustado aquel post y lo que se había reído con ese otro.  El reconocimiento en algo en el que has puesto tanto esfuerzo  nutría mi empeño en que esto fuera más. De ahí que pasase a alojar el blog a WordPress (compré hasta el dominio) que ciertamente ofrecía más herramientas y posibilidades que el anterior, también entiendo su funcionamiento como algo más complicado. Casi dos años estuve publicando un post diario hasta que poco a poco lo fui dejando. Llegó un momento en el que lo que escribía no me gustaba ni a mí y aun así seguía publicando, así que lo dejé.

Hace unos meses, y viendo que había renovado automáticamente el dominio, decidí quitarle las telarañas, soplar el polvo y darle un nuevo aire al blog. Corregí mucho de los post, cosas que no me gustaban, muchos los borré directamente y de muy de vez en cuando hacía alguna publicación nueva. En actualidad estoy desarrollando un nuevo proyecto, esta vez con colaboradores y así que el trabajo sea más llevadero porque ciertamente esto engancha y agota a partes iguales y más cuando lo compaginas con una carrera laboral ajena a este mundo. Por cierto ya que estamos ánimo a quien quiera a colaborar, aquí podréis ver las bases: http://deporteyensayo.com

Por último, para despedirme, me gustaría dar un consejo a quienes tengáis el gusanillo de hacer un blog, podéis tomarlo o no, yo soy más de pasar de los consejos pero ahí lo dejo. Digamos que el blog es el canal donde exponer lo que tengáis en mente y las redes sociales el difusor de ese canal, el apoyo en ellas es fundamental para el divulgar vuestro mensaje, pero por encima de todo, lo realmente importante es el mensaje, lo demás son meras herramientas. Ahí es donde te tienes que bregar.

“Sin un buen mensaje lo demás no importa”

Julián Hernández Ranz

Desnudando a… (ENERO)

…IGNACIO DELGADO

@eljovenaprendiz

26 años. Finalizando su último año Ingeniería Técnica en Informática de Sistemas en la Universidad de Sevilla.

Ha compatibilizado su formación académica con la gestión operativa de Imaginática, una organización sin ánimo de lucro que organiza bianualmente un congreso para acercar universidad y empresa.

Una de sus grandes virtudes es el trabajo en equipo, pragmatismo en la organización y el contacto constante con tecnologías innovadoras.

No tiene grandes referentes, sino que admira a sus propios compañeros, a las personas que se esfuerzan por llegar a sus objetivos, a aquellos que con dedicación y empeño logran sus sueños.

Soy un chico bastante normal, me gusta pasar el tiempo con mis amigos, leyendo, escuchando música y, supongo que por vocación, buscando novedades y noticias que van saliendo en el mundo de la tecnología/informática. Acabo de empezar a desarrollar una aplicación para iPhone/iPad, me voy a encontrar con mil problemas seguro xD.

En un comienzo, no tenía en mente estudiar ninguna de las ingenierías informáticas que hay, siempre me gustó el dibujo y mi primera opción fue diseño gráfico pero, por avatares del destino acabé en la ETSII. En los años que llevo aquí, he aprendido mucho de las personas. Algunas veces es inevitable desanimarte, pero aquí no puedes permitirte el venirte abajo. El padre de una amiga me dijo una vez que ésta es una carrera ‘árida’ y creo que es la mejor definición que he escuchado nunca de ella.

De un tiempo a esta parte ha sido inevitable pensar en dónde me gustaría trabajar cuando acabe los estudios. Tengo la fortuna de estar en un sector que se está defendiendo en estos tiempos tan difíciles y de contar con muchos amigos que ya están trabajando y me comentan sus experiencias.

A día de hoy, el campo que más me llama la atención es el desarrollo web. Mi proyecto fin de carrera trató sobre gestores de contenidos en red, fue una experiencia enriquecedora y con muy buenos resultados. Quizás eso condicione el querer empezar en este sector pero sería muy valiente cerrarse a otro tipo de trabajos.

Cuando hablo con compañeros de la carrera, me invitan a irme a Madrid o a otra ciudad para trabajar. La mayoría coincide en irse durante un tiempo para, a largo plazo, volver. No descarto el viajar a otra ciudad o incluso otro país para encontrar trabajo pero, creo que para comenzar, Sevilla no es mal lugar, hay muchísimas empresas en las que puedes ganar una gran experiencia y abrirte muchas puertas.

Comencé en Imaginática gracias a una compañera; me mencionó que había unas jornadas organizadas por alumnos y, a pesar de que la cosa me llamaba la atención, si no es por ella, no creo que hubiese entrado a formar parte de esta familia, es una de las cosas por las que siempre le estaré agradecido.

Los momentos que he vivido con los compañeros y amigos de la asociación tanto dentro cómo fuera de la escuela han sido muchos y muy buenos, siempre hemos tenido mucha suerte con los compañeros que han decidido participar.

Una de las cosas que he aprendido en esta etapa es que para poder ofrecer a nuestros compañeros unas ponencias que realmente les interesen, es necesario, por no decir obligatorio, hacer un seguimiento de las noticias y avances que más les llaman la atención. No es responsable elegir lo que a un pequeño grupo cercano le gusta desatendiendo a la mayoría. Mediante este seguimiento y en mi opinión, creo que los sectores que rcecen y están en auge son las aplicaciones móviles (IOS, android, Windows mobile, Firefox OS en breve…) y el desarrollo web que, a pesar de llevar más tiempo, no parece flaquear.

Recomiendo muy encarecidamente a los alumnos universitarios a entrar en asociaciones pero ojo, la prioridad nunca deben dejar de ser los estudios. Cuestan demasiado esfuerzo y dinero.

 En las asociaciones aprendes lo que no enseñan en las clases. Yo, personalmente, he aprendido a gestionar a un grupo de personas a mi cargo para organizar a tiempo una actividad, trabajar en equipo, tratar con cargos de empresas e instituciones, no dejarme llevar por los nervios ante situaciones de mucha presión con público…

 Son eventos para las que los profesores no te pueden enseñar y es una oportunidad inigualable.

Según mi experiencia, no es necesario tener cualidades especiales ni un gran currículum para hacer algo grande. En los últimos años, profesores del MIT, abogados, miembros de destacadas empresas dentro del ámbito de las redes sociales o las telecomunicaciones, nos han felicitado por el trabajo desarrollado durante las jornadas. No importa que seas el mejor en algo para formar parte de algo grande. Una de las preguntas más importantes que me hicieron al entrar y hemos seguido  haciendo a los compañeros que querían formar parte de Imaginática era ‘¿Qué te gustaría aprender a hacer?’.

Somos estudiantes, pero, antes que eso, somos personas y siempre podemos seguir formándonos aunque no todo sea código o números.

A día de hoy no me planteo otra cosa que no sea acabar las asignaturas que me quedan y sacar adelante las próximas jornadas. Espero acabar el curso con un pie en el mercado  laboral y poder usar las experiencias que he estado ganando estos años atrás organizando las jornadas.

Ignacio Delgado