Si eres de los que también has leído un libro de coach y diez de gestión del optimismo…

Seguramente en más de una ocasión cada uno de los que estáis leyendo esta entrada os habréis encontrado en una situación adversa: recibir una respuesta inadecuada, que os planteen una situación que no va con vosotros, o que alguien en quien teníais expectativas puestas os sorprenda…para mal. Si no ha sido así, decidme, ¿en qué planeta vivís? Porque nos mudamos todos…

Llegada esta tesitura, puedes elegir como actuar, siguiendo tu instinto natural. Me explico: si eres una persona negativa, o impresionable, o eres una persona con carácter y poco capaz de gestionar estas malas vivencias, lo habitual será que grites, te frustres y tú mismo generes un halo de negatividad a tu alrededor. En cambio, si eres una persona optimista, que se adapta a los imprevistos y cambios, estoy segura que sabrás ver una oportunidad en todo ello.

Ahora bien, ¿acaso la gestión del optimismo no se entrena?

A todos nos encanta, cuando hablamos de nuestras virtudes decir que nos adaptamos bien a las circunstancias, que somos generosos, empáticos, y terminamos esta frase diciendo: “Acabo de leer un libro que dice…”

¡¡¡ERROR!!!

De nada servirá leer cientos de libros de autoayuda, coaching, positivismo y terapias varias para sonreír más y mejor si no somos capaces de interiorizar todo ese contenido, adaptarlo a nuestro día a día y sacar provecho de él.

Os animo a hacer un ejercicio, no os llevará mucho tiempo aunque sí habréis de tener bastante conciencia de que lo estáis llevando a cabo:

  • Durante las próximas horas, llevad encima un bloc de notas o un pequeño cuaderno con un bolígrafo.
  • En cada conversación, interacción o situación diferente en la que os encontréis durante ese tiempo, tomad conciencia de lo que decís, pensáis y de cómo estáis actuando. Y anotad la respuesta a alas siguientes cuestiones:
    • ¿He puesto el 100% de mi atención al interlocutor en este momento?
    • ¿He tenido capacidad de análisis de la situación global siendo objetivo en la medida de lo posible?
    • ¿He aportado alguna idea, solución, sugerencia durante mi exposición?
    • ¿he transmitido la idea que tenía en la cabeza, desde un punto de vista constructivo y ordenado?
    • Cuando consideres que tienes suficiente material para analizar los resultados, busca un GAP de tiempo en el día, un momento tranquilo y dedícalo a analizar tus notas.

Seguro que obtendrás conclusiones interesantes que te ayudarán a conocerte mejor:

  1. Saber qué estás haciendo bien
  2. Conocer tus reacciones ante la adversidad
  3. Descubrir con qué situaciones te es más complicado pensar de un modo claro
  4. Identificar, sobre todo, cuáles son aquellos aspectos que puedes tratar de cambiar para hacer más positivo y productivo tu día a día.

Os animo a llevar a cabo esta práctica durante hoy y, si os apetece, a compartirlo en Comentarios o en twitter con el hashtag #hoyHeAprendidoQue

Acerca de Diana Torres

Apasionada de las nuevas tecnologías, en Consultoría Tecnológica y de Negocio, especializada en la optimización de costes.He creado "A un tip de las TIC" para aprender, compartir y colaborar con todos aquellos que, como yo, tienen la firme creencia de que, en cada uno de nosotros, hay un talento que rentabilizar. Bienvenidos!

Un pensamiento en “Si eres de los que también has leído un libro de coach y diez de gestión del optimismo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s